sábado, 10 de enero de 2015

5 horas de ENERGÍA


Compilado por Graciela Sepúlveda

Casi nadie conoce a Manoj Bhargava, de hecho, su nombre apenas aparece en las búsquedas de Google. Sin embargo, a sus 61 años, este estadounidense de origen hindú se ha hecho billonario inventando 5-hour Energy, una bebida energética que presume en acabar en apenas cinco minutos con el sueño o el cansancio a base de una fórmula secreta compuesta de vitamina B, aminoácidos y nutrientes, que además de no tener azúcar o hierbas estimulantes cuenta con tan solo 4 calorías. Pero ¿cómo inició todo? Les compartimos la semblanza de este exitoso hombre…

Lucknow, India
Manoj Bhargava nació en 1953 en la India, en la próspera ciudad de Lucknow. Sus padres eran de clase acomodada y vivían en una gran mansión rodeada de jardines exuberantes. En 1967 se mudaron a los Estados Unidos para que su padre pudiera obtener un doctorado. Sin embargo, las cosas no salieron como las habían planeado y terminaron viviendo en el oeste de Filadelfia en un tercer piso, pagando $80 dólares al mes de renta, sin ascensor y con alfombras raídas. Pasaron de tener servidores en la India a dividir una Coca-Cola entre los cuatro miembros de la familia, porque no había más.

Bhargava fundó su primer negocio a los 16 años. En cuanto pudo sacar su licencia de conducir, y aprovechando las vacaciones en el colegio, compró un camión Chevrolet destartalado por $400 dólares y se dedicó a transportar material de construcción. Al final del verano había ganado $800 dólares, a lo que sumó los $400 dólares invertidos en el coche, que vendió por el mismo precio.

Su talento para las matemáticas le facilitó obtener una beca para la prestigiosa Universidad de Princeton, sin embargo, solo duró allí un año. Decidió que lo suyo era la meditación y volvió a India, donde se pasó varios años de monasterio en monasterio. Él y los otros discípulos no eran monjes, exactamente. "Es la palabra occidental más cercano", dice Manoj, "Nosotros no usábamos cortes de pelo de hongo o túnicas, era más como una comuna, dice, pero sin las drogas”. Él hacía su parte de las tareas, ayudó a dirigir una imprenta y trabajó en la construcción del monasterio. Manoj afirma que pasó 12 años tratando de dominar una técnica: el aquietamiento de la mente, a menudo a través de la meditación. Él todavía se considera un miembro de la orden Hanslok y pasa una hora al día en su sótano en Farmington Hills en silencio contemplativo. Durante ese tiempo que estuvo fuera, Manoj regresaba periódicamente a Estados Unidos, y manejaba un taxi amarillo en Nueva York.

Cuando ya regresó definitivamente de la India sus padres le pidieron ayuda con el negocio de plástico que tenían. Pasó la siguiente década incursionando en los descansa brazos de algunos vehículos de motor y partes de sillas para la playa. No tenía ningún interés en los plásticos de ningún tipo, pero se dedicó a comprar pequeños equipos dañados y los arreglaba y mejoraba. Para el año 2001 Bhargava había expandido su fábrica de PVC de ventas cero a ventas por $25 millones de dólares, más adelante la vendió a una firma de capital privado por $20 millones de dólares. Entonces decidió retirarse y se mudó a Michigan para estar cerca de la familia de su esposa, pero aquí no acaba la historia, lo mejor estaba por venir. Su retiro duró dos meses. Sabía por su éxito con los plásticos que la industria química estaba madura para la explotación. "Los productos químicos son realmente simples", dice. "Mezclas un par de cosas y lo vendes por más que el costo de los materiales." Entonces un día por casualidad acudió a una feria de productos naturales en California. Se sentía cansado y en uno de los stands le ofrecieron una bebida revitalizante. El brebaje cumplió su función, durante seis o siete horas se sintió realmente bien, y Bhargava quedó muy interesado en las bebidas energéticas. Empezó a soñar con una bebida energética sin azúcar, sin estimulantes desconocidos, y con menos onzas de líquido, porque, que estuvieras cansado o con sueño no quería decir que estuvieras sediento, entonces podías, con unos sorbitos tener mucha energía. Así que creó una pequeña botella de 2,49 oz, que proporcionaba "5 horas de energía", y así la llamó “5 hour-ENERGY” y que consiste en una mezcla de vitaminas y aminoácidos seguros para los que se sientan cansados o tengan que estar despiertos mucho tiempo como los choferes de tráileres, los policías, estudiantes, etc. y con solo 4 calorías. Salió al mercado en el 2004, Manoj tenía entonces 51 años, y siete años después, en el 2011, tenían $1 billón de dólares en ventas al menudeo. Y su estrategia fue muy inteligente, pues como eran botellitas chiquitas se podían poner junto a las cajas y en puntos de venta muy accesibles.

Warren Buffet y Bill Gates 
Manoj Bhargava tiene un teléfono móvil que, en los tiempos del iPhone, parece una reliquia, su despacho está decorado con muebles baratos, y aún vive en la misma casa en la que vivió cuando los tiempos eran difíciles, además de que pertenece al grupo de “The Giving Pledge” iniciado por Bill Gates y Warren Buffet y en el que invitan a los billonarios a donar el 50 o más por ciento de sus fortunas a la caridad, en el caso de Manoj, el dona el 90% de sus ganancias, pues dice “tengo dos opciones, puedo hacer algo por los demás o puedo arruinar la vida de mi hijo, That doesn’t seem like much of a choice” (Lo que no parece ser una buena elección). En marzo de 2012 su fortuna era de $1.3 billones de dólares y es considerado el hindú más rico en América. ¿Y cómo reparte ese 90% o sea miles de millones a la caridad? Su enfoque es la adopción de personas que están haciendo un gran trabajo. Actualmente ha adoptado entre 350 y 400 organizaciones benéficas. A través de ellas, se han visto beneficiadas cerca de 400,000 personas al año. En este momento están construyendo cuatro hospitales en la India, están financiando programas de almuerzos escolares, ya que en la India hay decenas de miles de niños que sólo van a la escuela porque hay un almuerzo gratis, y les están dando educación a mujeres en desventaja en las áreas rurales de India. Cada año revisan las organizaciones benéficas para ver si no se están robando dinero, y si todo está bien las patrocinan un año más y así sucesivamente, para dentro de unos tres años espera estar patrocinando 800 asociaciones benéficas.

Con 5-Horas creciendo a muy buen paso, ahora Manoj está enfocado en lo que sigue, está invirtiendo $100 millones de dólares en una compañía de Detroit que ya ha invertido en motores limpios, cultivos hidropónicos y desalinización del agua, a ésta última, el agua, Manoj le da mucha importancia pues para él es uno de los principales desabastos que hay en el mundo y una de las más grandes necesidades de la humanidad.


Con esas ganancias y esa gran inclinación a la filantropía Manoj Bhargava hace muchísimas cosas más, es un hombre recto, justo y honrado que busca ayudar a los que sufren, dice que una vez le pidieron donativos para la Universidad de Princeton y él les contestó: “Mire, no quiero que pierda su tiempo pero yo no doy dinero a los ricos. Mi nombre en un edificio no es mi definición de filantropía. Yo me enfoco en el sufrimiento humano, y sabes del sufrimiento cuando lo ves”. Definitivamente Manoj Bhargava es un hombre de éxito que además de haber logrado hacerse de una gran fortuna, dice que gracias a su formación espiritual aprendió que el consumo excesivo puede hacerte daño, entre más simple vivas, mejor vas a ser. Y que si tienes riqueza, tienes el deber de salir y utilizarla para beneficio de otros. Manoj Bhargava, un gran y exitoso ser humano.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario