sábado, 15 de agosto de 2015

Desenredando el futuro…



Compilado por Graciela Sepúlveda

Hoy les presentamos a Heloisa “Zica” Assis, quien hizo de un problema que la molestaba mucho, un negocio muy rentable, y que hasta la fecha sigue creciendo y expandiéndose a una gran velocidad…

Heloisa “Zica” Assis nació en Río de Janeiro dentro de una familia de escasos recursos, y creció junto a 13 hermanos, ¡Sí! ¡13 hermanos! Ella no pudo terminar sus estudios y a los 9 años empezó a trabajar como empleada doméstica para llevar dinero a su casa. El problema que la aquejaba y preocupaba era su cabello chino y completamente crespo, tipo “afro”, el cual  hacía que ella se viera sucia y descuidada, de hecho en algunos empleos no la contrataban por lo mismo. En Brasil, a pesar de que un alto porcentaje de la población tiene ese tipo de cabello, no se le daba una solución, solo se podía alaciar con productos químicos muy fuertes, y no les quedaba tan bonito y brillante como ella lo quería, sin embargo, de adolescente, se sentía obligada a hacerlo. “No me gustaba, pero seguí alisándome el pelo hasta los 21. Luego, dije basta, quiero usar mi pelo al natural” platica Zica.

Zica se inscribió en un curso de peluquería que se ofrecía en una iglesia del barrio donde vivía. Y así fue como comenzó la investigación y el inicio de lo que posteriormente sería su negocio. Pasó más de diez años mezclando todo tipo de humectantes y cremas para el cabello en busca de una fórmula para cuidar su pelo rizado sin necesidad de alisarlo, una práctica muy común para la población negra brasileña que no quiere lucir un estilo afro. Durante esos diez años tuvo que hacer muchas pruebas con ella misma y con su hermano menor que la tenía que obedecer por ser el menor, y esas pruebas la llevaron muchas veces a perder pelo, a endurecerlo y a pasar por muchas vicisitudes, hasta que por fin, después de diez años, ¡DIEZ AÑOS!!! dio con la fórmula perfecta y la cual es un “secreto de estado” llamada “Super Relaxante”, se dice rápido, pero diez años es mucho tiempo, y yo a veces me desespero porque no veo resultados en una o dos semanas, el éxito se obtiene con mucha perseverancia y paciencia. La fórmula para tratar el cabello está enriquecida con nutrientes y humectantes como cacao y extracto de asaí, el producto obtenido transforma el pelo extremadamente crespo en bucles suaves y elásticos, sin necesidad de utilizar productos para alisarlo.

Para ese momento de su vida Zica seguía siendo empleada doméstica, su esposo, Jair Conde, era taxista y tenía tres hijos. En un principio Zica quería el tratamiento para ella misma, para sentirse bonita y aumentar su autoestima, pero cuando sus amigas y familiares la vieron, le dijeron que ellas también querían verse como ella. Entonces para sacar partido del invento decidió montar un salón de belleza. “No existían productos para cabello rizado en Brasil, ni se pensaba en ese segmento como un buen negocio. Por eso, los bancos no se interesaron”, comenta Zica recordando cómo su marido tuvo que vender su taxi para financiar el salón, bautizándolo como “Beleza Natural”. Comenzó con $1,500 dlls. en 1993 en una antigua casa, de más de 100 años, en el popular barrio de Tijuca, en Rio de Janeiro. Atendía desde las 8 de la mañana y pronto tuvo gente desde las 5 de la mañana esperando por el servicio.

Zica se dio cuenta de la necesidad de ampliar el espacio de atención y capacitar a otros para aplicar el tratamiento en los clientes. Luego invitó a su hermano Roger (con el que había hecho los experimentos) y a Leila Vélez, ex empleados de McDonald’s para ser miembros de la empresa, como inversionistas y administradores. El dúo adaptó las prácticas aprendidas en el restaurant  desarrollando una forma de atención similar a una línea de montaje.

El tratamiento del salón de belleza se realiza en etapas: anamnesis, o sea, se le hace una historia a la clienta, la división de los cabellos en hebras, la aplicación de Súper Relaxante, hidratación y finalización. Cada fase se lleva a cabo por un experto profesional diferente, lo que acelera el proceso (el cliente está listo en sólo una hora y media), reduce los costos y reduce el tiempo de capacitación para los empleados. En consecuencia, el precio final en los consumidores es menor.

Lo anterior es muy conveniente pues el público predominante es la clase baja de Brasil, aun así los salones son amplios y están bien decoradas, con una sala de espera llamada "centro de entretenimiento", donde las clientes aprenden acerca del tratamiento que tendrán y dan sus datos sobre su tipo de cabello. “Beleza Natural devuelve la autoestima de las personas, y les demuestra que su cabello es hermoso, y que todo el mundo puede ser una reina", dice Zica. “Venimos de bien abajo, sabemos por lo que pasa la gente. Yo no podía ir a una peluquería y no me olvido de esa realidad”. Los bajos ingresos disponibles entre las clientas para consumir el servicio fueron un inconveniente central que Beleza Natural debió enfrentar. La compañía lo resolvió permitiendo el pago en cuotas del servicio. “Es muy importante la capacidad de pago porque este servicio no es barato. Las consumidoras vuelven cada mes o 45 días, entonces pagar en partes es bueno porque alcanzan a gestionar el dinero” comenta Zica.

Además del “Super Relaxante”, los 45 productos utilizados en Beleza Natural son de fabricación propia y están disponibles para la venta a clientes que siguen el tratamiento. Al mes se producen 250 toneladas de cremas, champús, acondicionadores, entre otros, en Brasil Color Cosmetics en Bonsucesso, Río de Janeiro, un lugar que también tiene un laboratorio de Investigación y Desarrollo.

La compañía también cuenta con un Centro de Desarrollo Técnico (TDC), que ofrece cursos para los empleados. La compañía inició empleando a 4 personas, actualmente emplea a unas 1,700, el 80% son ex clientes. Así, la empresa apoya la inserción de la clase baja en las políticas del mercado de trabajo y de empleo. En Beleza Natural las empleadas tienen la posibilidad de ascender desde peluquera hasta ser gerentes.

En 2006 y 2007, la compañía ha sido fuente de estudio para los estudiantes del MIT (Massachusetts Institute of Technology) en los Estados Unidos. Entre los premios recibidos por  Beleza Natural, son: Nueva Emprendedora de Brasil (2005); Empresaria del Año de Ernst & Young (2006); Zica, una de las mujeres más influyentes de Brasil (2007), Claudia Business Award (2012), una de las 10 mujeres más poderosas de Negocios de Brasil por la revista Forbes (2013) y el Empresario del Año PYME (2013).

Actualmente, el Instituto de Beleza Natural cuenta con 18 salones de belleza en cuatro estados de Brasil, donde se puede servir a unos 100,000 clientes por mes. Según Zica, su salón debe llegar a las 120 sucursales en los próximos cuatro años.

Heloisa “Zica” Assis, una mujer emprendedora, luchadora, muy paciente, perseverante, que logró el éxito tratando de solucionar un problema que tenía, y que vive feliz porque sabe que hace felices a muchas mujeres aumentando su autoestima y dándoles un empleo a las que lo necesitan. Y tú ¿tienes un problema? Busca la forma de convertirlo en una oportunidad de negocio.

1 comentario: