sábado, 22 de agosto de 2015

El hombre de mil voces...


Francisco Colmenero

Compilado por Graciela Sepúlveda

Me encanta cuando veo una película, sobre todo de dibujos animados, y el doblaje es maravilloso, son unos verdaderos actores los encargados de esta difícil tarea, y hoy queremos hacer un homenaje a uno de los más conocidos mexicanos dedicados a esta ardua labor, Francisco Colmenero, la voz oficial de Disney, quien tiene en su haber más de 100 diferentes caracterizaciones en caricaturas, series de televisión y películas, veamos cómo fue que inició en este trabajo que desempeña hasta hoy, a sus 83 años…

Francisco Colmenero
Francisco Colmenero Villanueva nació el 28 de febrero de 1932 en la ciudad de México, D.F. Cuando era niño, Francisco juntaba de su mesada 40 centavos para poder ir al cine, “El Aladino” o “Cinelandia”, y regresaba a su casa imitando las voces de los personajes que veía, me imagino que nunca se le hubiera ocurrido que a eso iba a dedicar su vida.

Edmundo Santos
Durante su adolescencia su hermana se casó con Edmundo Santos, quien era el encargado de hacer el doblaje de las películas de Disney en Los Ángeles, que en esa época se producía solo una cada año. Cuando llegó el momento de doblar “La Cenicienta” Edmundo quiso hacerla en México, así que se regresó a vivir al D. F., era 1950, y como no le gustaba andar solo invitaba a su cuñado adolescente, Francisco, a que lo acompañara, y así fue como Francisco fue conociendo ese maravilloso mundo del doblaje, vivió la búsqueda de la voz de Cenicienta, que al final se quedó con el papel la actriz Evangelina Elizondo, después estuvo en  todo el doblaje que se llevó a cabo en los estudios Churubusco, pero solo era observador, no intervenía. Más adelante, Francisco empezó un nuevo trabajo en un área diferente fuera de la ciudad de México. Cuando regresó, su cuñado le llamó para decirle que iban a empezar a doblar una serie de televisión y que por lo tanto ya iba a ser un trabajo constante pues tenían otras por venir, así que lo invitó a trabajar con él, era 1954. A lo primero que se dedicó fue a la producción, y la directora de la empresa, Estrellita Díaz, lo empezó a jalar a la actuación (doblaje) y se empezó a enamorar de este trabajo cuando veía como quedaban las series ya dobladas, sentía mucha satisfacción, la primera serie que le tocó doblar fue “Rin Tin Tin” en un papel muy pequeño, y así siguió, con papeles pequeños, hasta que llegaron: Mickey Mouse, Goofy, papá Pitufo, Scooby Doo, Pumba, Santa Claus, el Pato Lucas, etc. y empezó a hacer la voz en la presentación del programa de “Disneylandia”, fue el narrador en “La Bella y la Bestia” y en los “Superamigos” y decenas de doblajes más. En 1959 muere Estrellita y le dejan todo su trabajo, que era la dirección y traducción de las series y películas a doblar. Empezó a estudiar para mejorar su inglés y además de dirigir y traducir empezó a hacer letras de canciones y muchas cosas más que incluía el negocio, le empezó a gustar mucho y a disfrutar mucho su trabajo, se sentía muy feliz, y aquí nos confirma que el éxito no tiene nada que ver con el aspecto económico, pues el doblaje siempre ha sido muy mal pagado, de hecho comenta que desde que el empezó hasta la fecha no han cambiado mucho las cuotas por hora, ¡increíble!!

Francisco tenía 27 años y se dedicaba por completo a su trabajo, entraba a trabajar a las 8 y salía a las 10, con una hora para comer, aunque muchas veces salía mucho más tarde. Francisco comenta que lo más difícil era la traducción, sin embargo, se aplicaba y lo hacía muy bien, su base de actores eran los de radio y los convertía en actores del ramo del doblaje.

En el doblaje de la “Bella Durmiente” le mandaron decir de los estudios Disney que los coros  estaban mejor en español que los que habían hecho ellos en inglés. Él dice que ha logrado mantenerse tantos años en su trabajo, siendo respetado por todos, debido a su constancia, que siempre dio lo máximo en su trabajo, no se quedó con nada guardado, y eso la gente lo reconoce. Sin embargo si ha tenido algunos sinsabores, por ejemplo, le hubiera gustado hacer la voz de Scooby Doo en la película, él hacía la de televisión, y seguía al aire cuando hicieron la película, sin embargo, hicieron casting, al que acudió, y no lo escogieron, pasó lo mismo con la película de Los Pitufos, pero ahora ya no acudió al casting, porque como quiera iban a hacer lo que ellos quisieran, sin tomar en cuenta toda su trayectoria.

Actualmente dirige “Phineas y Ferb”, hace la presentación de “Disney On Ice” hizo un papel en “Lost” el de John Locke, acude a convenciones donde la gente le muestra todo su cariño, pues los acompañó toda su infancia.

A pesar de que los actores de “doblaje” siempre han sido anónimos, porque a veces ni sus nombres ponen en las películas, actualmente gracias a las redes sociales ha habido más interés por conocerlos y acercarse a ellos.

Francisco tuvo oportunidad de conocer en persona a Walt Disney, dice que cuando se lo presentaron le dijo “Oh, another Pancho”. La voz más difícil para él fue la de Mickey Mouse, por el falsete que implica, y más si le toca cantar. Su personaje favorito que le tocó doblar es Goofy, pues es muy inocente y bueno, y la película que le produjo más satisfacciones fue “Mary Poppins” pues tuvo que encontrar a una cantante que igualara la calidad de voz de Julie Adrews, y lo logró, pues fue un éxito el doblaje, en esta película él hace la voz del tío Albert.

Su vida ha estado llena de satisfacciones y éxitos, tanto en lo laboral como en lo personal, tiene más de 50 años de casado, 3 hijas y 3 nietos.

Francisco Colmenero, un hombre de éxito, quien supo aprovechar todas las oportunidades que se le dieron y quien ha hecho del doblaje su pasión y su forma de vida, y en lo que seguirá trabajando a sus 83 años y más, mientras tenga las facultades para dar vida a los más famosos personajes del cine y televisión, quien nos deja un consejo que a él lo llevó al éxito: “Hagan lo que hagan, háganlo lo mejor que puedan”.

Les compartimos un video donde pueden ver al Sr. Francisco Colmenar hacer algunas de sus famosas voces:



  
  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario