jueves, 31 de diciembre de 2015

Para terminar el año…

Matthieu Ricard, diez consejos para ser feliz…

1. Vejez. Cuando la agudeza mental y la atención disminuyen, es tiempo de experimentar y manifestar cariño, afecto, amor, comprensión.

2. Muerte. Forma parte de la vida, rebelarse es ir contra la propia naturaleza de la existencia. Sólo hay un camino: aceptarla.

3. Soledad: Existe una manera de no sentirse abandonado: percibir a todos los hombres como parte de nuestra familia.

4. Alegría. Está dentro de cada uno de nosotros. Sólo hay que mirar en nuestro interior, encontrarla y transmitirla.

5. Identidad. No es la imagen que tenemos de nosotros mismos, ni la que proyectamos. Es nuestra naturaleza más profunda, ésa que nos hace ser buenos y cariñosos con quienes nos rodean.

6. Conflictos de pareja. Minimizarlos. Es muy difícil pelearse con alguien que no busca la confrontación.

7. Familia. Requiere el esfuerzo constante de cada uno de sus miembros, ser generoso y reducir nuestro nivel de exigencia.

8. Deterioro Físico. Hay que aprender a valorarlo positivamente. Verlo como el principio de una nueva vida y no el principio del fin.

9. Relaciones sexuales. Es más fácil estar de buen humor que discutir y enfadarse. Lo ideal es seguir siendo como somos y utilizar siempre que podamos la franqueza.

10. Felicidad. Si buscamos en el sitio equivocado estaremos convencidos de que no existe cuando lleguemos allí.


Matthieu Ricard (nacido en 1946) es un monje budista que reside en el monasterio Shechen Tennyi Dargyeling en Nepal.
Nació en París. Es hijo de Jean-François Revel, un filósofo francés de renombre, por lo que creció rodeado de las ideas y personalidades de los círculos intelectuales franceses. Viajó por primera vez a la India en 1967.

Matthieu Ricard (born 15 February 1946) is a French Buddhist monk who resides at Shechen Tennyi Dargyeling Monastery in Nepal.
Born in Aix-les-Bains, Savoie, France, he is the son of the late Jean-François Revel (born Jean-François Ricard), a renowned French philosopher, and grew up among the personalities and ideas of French intellectual circles. He first travelled to India in 1967.

¡Un 2016 pleno de paz, salud, sabiduría, alegrías, éxitos y realizaciones!!

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Depende sólo de ti… / It depends only on you…

La aventura más grande que puedes emprender es vivir la vida que sueñas.”

“The biggest adventure you can take is to live the life of your dreams.”


Oprah Gail Winfrey (n. Kosciusko, Misisipi, 29 de enero de 1954), es una presentadora de televisión, actriz, empresaria, productora y crítica de libros estadounidense.
Fue varias veces ganadora del Premio Emmy por su show The Oprah Winfrey Show, el talk show más visto en la historia de la televisión. Además es una influyente crítica de libros, actriz nominada al Premio Óscar, y editora de su propia revista y su propio canal de televisión: OWN - the Oprah Winfrey Network. Según la revista Forbes, fue la persona afroamericana más rica del siglo XX y la única de origen negro en poseer, en el mundo, más de mil millones de dólares durante tres años consecutivos. También se dice que fue la mujer más poderosa del año 2005 según Forbes. La revista Life la ha clasificado como la mujer más influyente de su generación y la revista Time la ha nombrado una de las cuatro personas que han dado forma al siglo XX y al inicio del siglo XXI. En el 2005, la revista Business Week la clasificó como la más grande filántropa de origen negro en la historia de los Estados Unidos. En el 2010 la revista Forbes la estimó como la famosa más influyente del mundo.

Oprah Winfrey (born Orpah Gail Winfrey; January 29, 1954) is an American media proprietor, talk show host, actress, producer, and philanthropist. Winfrey is best known for her self-titled, multi-award-winning talk show, which has become the highest-rated program of its kind in history and was nationally syndicated from 1986 to 2011. She has been ranked the richest African-American of the 20th century, the greatest black philanthropist in American history, and was for a time the world's only black billionaire. She is also, according to some assessments, the most influential woman in the world.

martes, 29 de diciembre de 2015

¡Hay que creer!... / You have to believe!...

Para ser un gran campeón, debes creer que eres el mejor. Si no lo eres, pretende que lo eres.”

“To be a great champion, you must believe you are the best. If you’re not, pretend you are.”


Muhammad Ali (nacido Cassius Marcellus Clay Jr., Louisville, 17 de enero de 1942) es un ex boxeador estadounidense que fue tres veces campeón del mundo de los pesos pesados, categoría en la que está considerado como una de las grandes figuras de la historia del boxeo. La International Boxing Research Organization (IBRO) lo clasificó entre los 10 mejores pesos pesados de la historia y la revista The Ring lo colocó el número 2 de la lista de los mejores boxeadores históricos libra por libra.

Muhammad Ali (born Cassius Marcellus Clay, Jr., January 17, 1942) is an American former professional boxer, philanthropist and social activist. Considered a cultural icon, Ali has both been idolized and vilified.
Originally known as Cassius Clay, at the age of 22 he won the world heavyweight championship from Sonny Liston.

lunes, 28 de diciembre de 2015

Sólo tú eres el verdadero autor… / Only you are the true author...

“Si la historia en la película de tu vida no te está gustando, no te mortifiques, ¡tú eres el escritor! Así que ¡Re escríbela ahora mismo!”

“If you are not enjoying the story in the movie of your life, do not fret, you're the writer, so Rewrite it now!”

Andrés Bermea

Andrés Bermea (Diciembre 9 de 1952) Monterrey, NL, México. Conferencista; Blogger; Periodista, Reportero internacional, Productor y Conductor de televisión y radio.

Andrés Bermea (December 9 de 1952) Monterrey, NL, Mexico. Speaker; Blogger; Journalist, International reporter, producer and host (anchor) of television and radio shows.

domingo, 27 de diciembre de 2015

Tenemos una historia que queremos contarte
We have a story to tell...
(Please read this story below the Spanish story)

"Cinco minutos más", le grité a mi mamá que siempre trataba de despertarme para ir a la escuela todas las mañanas. Era un ritual matutino. Esos "5 minutos" inevitablemente se convertirían en 10 minutos, que luego se convertirían en 15, y entonces…, o, si uno no tiene una "madre dispuesta e ingenua", siempre está el radio reloj con el botón de repetición de alarma cada vez más ruidoso. (¿Para qué lo tienen  de todos modos?)

Es un hábito común para muchas,  muchas personas, "apretar el botón de repetición", o más simplemente, "posponer". Creo que he aprendido por las malas que "el posponer  no es la mejor manera de hacer las cosas y lograr cumplirlas".

En la prepa fue siempre "dejar para después" o posponer. No parecía importar, ya que siempre lograba buenas calificaciones, pero siempre lo llevaba al  límite. Si tenía un examen importante, no importaba pues, al parecer, "Dios siempre estuvo al pendiente de mí en la prepa", porque yo siempre (muy apenas, pero siempre) terminaba el trabajo. Así es como yo lo "prefería" (pensé), yo creía que era invencible, al menos en lo que respecta a mi manera de posponer.

Ese método de estudio parecía funcionar bien en mi primer año en la universidad,  igual que en el primer semestre de mi segundo año. Incluso pospuse mis exámenes finales del primer semestre de segundo año, presentándolos hasta después de las vacaciones de Navidad. Me fue bien y volví a pensar: "El posponer no me hace nada de daño”. Sin embargo, muy pronto me enteré que la vida no era tan fácil, dos semanas después de presentar esos "finales" toda mi vida cambió para siempre, así como también mi deseo de posponer las cosas.

Fui gravemente herido, sufriendo una lesión cerebral traumática. La mayoría de los médicos y la gente no creía que iba a sobrevivir, mucho menos regresar a la universidad, y mucho menos ser un miembro activo de la sociedad nunca más. No fue fácil. Sin embargo he aprendido que no se supone que la vida sea fácil.

Dieciocho meses después de casi perder mi vida y pasar esos meses en terapias muy dolorosas, volví a la universidad. De vuelta en la universidad no podía ahora "saltarme" mis clases como previamente lo había hecho. Mi lesión cerebral me obligó a trabajar duro para entender el material, y eso significaba asistir a todas las clases y conferencias.

Sin embargo, después de cuatro años de haber regresado a la universidad me gradué como el mejor de mi clase y con muchos honores. Sonriente y cojeando mientras cruzaba el escenario para recibir el diploma del decano, me di cuenta de que todo mi trabajo penoso y difícil valió la pena, y de que "cualquier cosa que vale la pena hacer en la vida, rara vez se logra fácilmente". Cuando ya había aceptado el diploma del decano, me reí interiormente, mientras me preguntaba: "¿Qué es postergar?"

Sin embargo, años más tarde, aprendí otra lección en relación a posponer.
Mi familia y yo fuímos a la boda de mi primo en Nueva York a finales de 1990. Nuestro hotel estaba justo frente a las Torres Gemelas. Pensé en subir todas las escaleras hasta la parte superior (para hacer ejercicio, para establecer una "meta", y simplemente porque quería probar que podía hacerlo). Mirando desde mi habitación del hotel a una de las "Torres" pensé: "Ya se está acercando el momento en que tenemos que estar listos para la boda, además, las "Torres” estarán allí cuando regrese en otro viaje."

Como podía imaginar lo que ocurriría el 11 de septiembre de 2001, y que las Torres no estarían allí para un viaje de regreso.

Mirando hacia atrás, me doy cuenta de lo que puede ocurrir cuando se "pospone para otro día" lo que puedes hacer hoy. A veces los mañanas nunca llegan. Nunca se debe dejar para mañana lo que puedas hacer hoy: escalar un rascacielos, decir que amas a alguien, visitar amigos en un hospital. Todo es importante. Uno nunca sabe lo que el futuro tiene reservado para ti. Por eso, si buscas en el diccionario encuentras la definición de "ahora mismo" como "presente". Nadie sabe lo que el futuro nos depara.

El presente es un regalo - es por eso que se llama "presente" - es un regalo para ti – recuérdalo y vive de acuerdo a eso.

© 2009 por Michael Jordan Segal, todos los derechos reservados

Michael Jordan Segal, quien desafió todos los pronósticos tras recibir un disparo en la cabeza, es esposo, padre, trabajador social, un autor independiente (que incluye un CD para descargar con 12 historias para leerlas con música de fondo, titulado POSIBLE), orador y motivador, comparte su receta para la felicidad, la recuperación y el éxito.

Para comunicarte con Mike o para ordenar su CD, por favor visita: www.InspirationByMike.com y por favor toma un momento para ver su video de youtube en: Michael Segal - A story of hope andinspiration te gustará haberlo hecho .

Publicada originalmente en Internet en Insight Of The Day de Bob Proctor

Adaptación al Español:
Graciela Sepúlveda y Andrés Bermea
...............................................................................................................................

Here the English version... 

"Five more minutes," I screamed at my mother as she always tried to awaken me from bed to go to school every morning.
It was a morning ritual. That "5 minutes" would inevitably turn into 10 minutes, which would then turn into 15, then. or, if one does not have a "willing, gullible mother" there's always the clock radio with the ever powerful snooze button. (Why do they have them anyway?)

It's a common habit for many, many people to always "push the snooze button," or more simply put, "procrastinate." I guess I learned the hard way that "procrastination is not the best way to do things and get them accomplished."

In high school I was always "putting things off" or procrastinating. It did not seem to matter, as I was always making great grades, but always pushing it to the limits. If I had a huge final, it did not matter as, apparently, "God would always watch out for me in high school" because I would always (barely, but always) get the work done. That's how I "preferred" it (I thought); I thought I was invincible; at least in regard to my procrastinating ways.

That method of studying seemed to work well as a freshman in college also, as well as the first semester of my sophomore year. I even procrastinated on one of my first semester sophomore finals, not taking exams until after the Christmas break. I did well and thought again: "Procrastination did not hurt me at all." However, very soon I learned life was not so easy, as two weeks after I took that "make up final" my entire life changed forever, as well as my desire to procrastinate.

I was seriously injured, suffering a traumatic brain injury. Most physicians and lay people did not believe I would survive, much less return to college, much less be a functioning member of society ever again. It was not easy. However, I have learned life is not supposed to be easy.

Eighteen months after almost losing my life and spending those months in painful therapy I returned to college. Back at college I could now not "skip" my classes as I previously had. My traumatic brain injury obligated me to work hard in order to comprehend the material, and that meant attending all classes and lectures.

However, after four years back at college I graduated at the top of my class with many honors. Smiling and limping as I crossed the stage to accept my diploma from the dean, I realized that all my painful and difficult work was worth everything, as, again, I realized that "anything in life that's worth doing, rarely comes easily." As I accepted the diploma from the dean I chuckled inwardly as I asked myself, "What's procrastination?"

However, years later, I learned another lesson in regard to procrastination.
My family was going to my cousin's wedding in New York City in the late 1990s. Our hotel was directly across the street from the World Trade Towers. I thought about climbing all the stairs to the top (for exercise; to set a "goal"; and simply because I wanted to prove that I could do it). Looking from my hotel room at one of the "Towers" I thought, "It's already getting close to the time when we have to get ready for the wedding, plus, the "Towers" will be there when I return on another trip."

Little could I ever imagine what would happen on September 11, 2001, and that the Towers would NOT be there for a return trip.

Looking back, I realize what might happen when one "puts off for another day" what he can do today. Sometimes the tomorrows never come about. One should never put off until tomorrow what one can do today: climbing a skyscraper, saying you love someone, visiting friends in a hospital. They are all important. One never knows what the future holds in store for you. That is why if you look in the dictionary you will find a definition as "right now" for "present." No one knows what the future will be.

The present is a gift -- that is why it is called "present" -- it's a gift to you -- remember that and live life accordingly.

©2009 by Michael Jordan Segal; all rights reserved

Michael Jordan Segal, who defied all odds after being shot in the head, is a husband, father, social worker, freelance author (including a CD/Download of 12 stories, read with light backgroud music, entitled POSSIBLE), and inspirational speaker, sharing his recipe for happiness, recovery and success before conferences and businesses.

To contact Mike or to order his CD, please visit: www.InspirationByMike.com and please take a moment to check his video Michael Segal - A story of hope and inspiration you will be glad you did.

Originally published on Insight Of The Day  from Bob Proctor

sábado, 26 de diciembre de 2015

“Más rápido cae un mentiroso que un cojo”

Hoy te presentamos la semblanza de una mujer dedicada a una labor singular: identificar cuando una persona miente. De ahí que se le conozca como...

Rita Karanauskas "La Caza Mentiras"

Compilado por Graciela Sepúlveda




Es increíble toda la gama de oportunidades que nos presenta la vida para nuestra realización personal y ser exitosos, los únicos límites son la imaginación y nuestros miedos, hoy les comparto el caso de una mujer colombiana que encontró el éxito… descubriendo a los mentirosos, increíble ¿verdad? Pues así es, ella no necesita ni de polígrafos, ni de aparatos costosos, se basa solo en su observación, veamos algo más de esta exitosa mujer…

Rita Karanauskas es una mujer colombiana de origen lituano que estudió Administración de Empresas en la Universidad del Rosario y es experta en comunicación no verbal. Se desempeñó durante más de veinte años en cargos de responsabilidad en la banca y en la empresa privada.

Posteriormente estudió en el Paul Ekman Group, cuyo fundador es el doctor Paul Ekman, quien es una autoridad mundial en la ciencia de la lectura de los gestos faciales y microexpresiones, y quien es el consultor científico de la serie de televisión “Lie to me” basada precisamente en el estudio de las expresiones de la gente y en las que se basan para resolver los delitos presentados en cada capítulo de la serie. Paul Ekman estudió durante varias décadas, y uno a uno, los 43 músculos de la cara, y encontró que hay más de 10 mil combinaciones posibles entre ellos; estableció, además, que la cara refleja siete emociones básicas: alegría, tristeza, disgusto, superioridad moral, sorpresa, miedo e ira. Así mismo que hay varios músculos confiables, ubicados en el tercio superior de la cara, a los que no se accede de manera voluntaria, sino que se expresan de manera autónoma con las emociones. Es decir, no se pueden mover a nuestra voluntad. Todo esto, aunado a cambios en el volumen y tono de la voz, y muchos detalles más, hacen que se pueda saber si alguien está mintiendo.

Todos los conocimientos que adquirió Rita estudiando con esta personalidad le permitieron escribir el libro “Caza Mentiras”, así como desempeñarse profesionalmente en los Estados Unidos, donde este tipo de análisis son avalados para resolver diferentes casos.
Rita cuenta con la habilidad de poder “descubrir” a través de “señales de alerta” las falsedades en que se quiere, de una u otra manera, hacer creer al otro, o de lo que es lo mismo, de los errores con los que se pueda afectar a la justicia.

Rita es muy requerida también por diferentes empresas en las cuales se le pide que reconozca y detecte mentiras en los empleados o en los mismos socios para poder evitar robos, estafas o fraudes que podrían llevar a la empresa a la quiebra o a una persona a ser despojada de sus bienes.

"No soy pitonisa ni bruja" Rita Karanauskas
Rita hoy se gana la vida dando charlas y conferencias a ejecutivos y personal de entidades públicas y privadas para que aprendan a detectar cuándo, una persona que va a hacer un negocio o firmar un contrato con una empresa, está diciendo mentiras. En su opinión esta es una técnica efectiva a la hora de prevenir incumplimientos en la contratación pública, y que hoy constituyen una  de las principales debilidades de la transparencia de las entidades estatales.

Rita Karanauskas, una mujer que logra el éxito día a día haciendo lo que más le apasiona al ir descubriendo lo que mucho quieren ocultar, la mentira.

Y a ti... ¿Qué es lo que más te apasiona?...

viernes, 25 de diciembre de 2015

Imprescindible para lograr el éxito… / Essential for success...

"Traten a los demás como les gustaría que los demás los trataran a ustedes."

“Do to others as you would like them to do to you.”

Jesús de Nazaret, también conocido como Jesús, Cristo o Jesucristo, es la figura central del cristianismo y una de las figuras más influyentes de la cultura occidental. Para la mayoría de las denominaciones cristianas, es el Hijo de Dios y, por extensión, la encarnación de Dios mismo. Su importancia estriba en  que, con su muerte y posterior resurrección, redimió al género humano.

Jesus of Nazareth commonly referred to as Jesus Christ or simply as Jesus or Christ, is the central figure of Christianity. Most Christian denominations venerate him as God the Son incarnated and believe that he rose from the dead after being crucified. 


En Vitaminas para el éxito
te deseamos no sólo unas felices fiestas,
te deseamos lo que realmente hoy celebramos:
El nacimiento de Cristo, Dios hecho hombre.
¡Una muy feliz Navidad! ¡Que renazca en ti la vida!

In "Vitamins for success"
we wish you not just a Happy Holiday,
we wish you a very Merry Christmas!
We wish you what we really celebrate:
The birth of Christ, God made man.
A very merry Christmas!
Be reborn in your life!

Diciembre 25 de 2015
Andrés Bermea, Graciela Sepúlveda
Vitaminas para el éxito

jueves, 24 de diciembre de 2015

Esta noche es Noche Buena y mañana Navidad…


Hoy es una noche ideal
porque es una velada
en la que queremos celebrar…

El espíritu que se vivirá esta noche
es ideal porque pensamos en dar
y sentimos el deseo de regalar,
de desprendernos de algo
para darlo a los demás…

Todos queremos que esta noche
sea de paz y alegría, de fiesta;
de gozo en el corazón;
de reencuentro y reconciliación…

La noche de hoy queremos olvidar
los conflictos en el trabajo, las penas,
y hermanarnos con todos…

Esta es la llamada Noche Buena
en que prodigaremos abrazos
y repartiremos infinitos saludos
y buenos deseos…

Esta noche las lágrimas
por quienes ya no están
nos recuerdan que podemos
sentir y amar a los demás…

Esta noche es de regocijo
porque festejaremos
a quien por su infinito amor
nació por nosotros…

¿Por qué dejar que este espíritu
viva sólo una noche al año,
si podemos vivir 365 días de fiesta?

Si la Navidad es nacimiento,
entonces que en cada despertar
renazca en nosotros el espíritu
que hoy nos hermana y alegra, y
sin duda veremos un mundo mejor.

Que esta noche
y los próximos 365 días,
pasemos todos…
¡Una muy feliz Navidad!

¡Un abrazo!!

Andrés Bermea



Diciembre 24 de 2015
Andrés Bermea y Graciela Sepúlveda

miércoles, 23 de diciembre de 2015

¿Tienes miedo?... / Are you afraid?...

El mayor obstáculo para el éxito es el miedo al fracaso.”

“The greatest barrier to success is the fear of failure.”


Sven-Göran Eriksson (Torsby, 5 de febrero de 1948) es un ex jugador y entrenador de fútbol sueco. Antes de convertirse en entrenador, su carrera deportiva no fue exitosa, como futbolista, ya que jugó en clubes de series menores. Sin embargo, a pesar del poco éxito que tuvo como futbolista, su carrera como entrenador es diametralmente opuesta, pues ha conseguido numerosos logros como técnico de los clubes Benfica de Portugal y de la Lazio de Italia.

Sven-Göran Eriksson  (born 5 February 1948), in Sweden commonly referred to just by his nickname Svennis, is a Swedish football manager.
Eriksson won 17 major trophies as a manager, with a variety of league clubs in Sweden, Portugal and Italy, between 1979 and 2000, and became the first manager to win league-and-cup doubles in three different countries. He later managed the national teams of England, Mexico and Côte d'Ivoire, and two clubs in England.

martes, 22 de diciembre de 2015

¿Hasta dónde quieres llegar?... / How far you want to go?...

“Toda la vida es una oportunidad. ¡Así que tómala! La persona que llega más lejos es aquélla que está dispuesta a hacer y a atreverse.”

“All life is a chance. So take it! the person who goes furthest is the one who is willing to do and dare.”


Dale Carnegie (Seudónimo de Dale Breckenridge Carnegie, 24 de noviembre de 1888 - 1 de noviembre de 1955) fue un empresario y muy exitoso escritor estadounidense de libros de auto ayuda. Entre sus libros más populares: Como Suprimir Las Preocupaciones Y Disfrutar De La Vida ; Como Ganar Amigos E Influir En Las Personas.

Dale Breckenridge Carnegie (originally Carnagey until 1922 and possibly somewhat later) (November 24, 1888 – November 1, 1955) was an American writer, lecturer, and the developer of famous courses in self-improvement, salesmanship, corporate training, public speaking, and interpersonal skills. Born in poverty on a farm in Missouri, he was the author of How to Win Friends and Influence People (1936), a massive bestseller that remains popular today. He also wrote How to Stop Worrying and Start Living (1948), Lincoln the Unknown (1932), and several other books.
One of the core ideas in his books is that it is possible to change other people's behavior by changing one's reaction to them.

lunes, 21 de diciembre de 2015

Lo importante es iniciar ¡Ya!... / The important thing is to start already!

En uno de los libros menos conocidos de James Allen él dedica todo el primer capítulo a los “inicios”.

Él escribe:

"La mayoría de los inicios son pequeños, y parecen triviales e insignificantes, pero en realidad son las cosas más importantes en la vida."

Sin un principio tú podrías tener la idea más grande y el mayor plan en el mundo y a pesar de ello, fallar.

Mientras que una idea modesta y un plan incompleto producen a menudo el éxito si van acompañados siquiera por un principio "insignificante".

"Principio" es sólo otra manera de describir la palabra de seis letras más poderosa en el vocabulario de los triunfadores: ACCIÓN.


A pesar de ser totalmente desconocido en la industria del desarrollo personal cuando lanzó su primer sitio web en 2001, Vic Johnson se ha convertido en un experto internacional en el establecimiento de metas.

---------------------------------------------------------------------

In one of James Allen's lesser known books he devotes the entire first chapter to beginnings.

He writes,

"Most beginnings are small, and appear trivial and insignificant, but in reality they are the most important things in life."

Without a beginning you could have the greatest idea and the greatest plan in the world and you would still fail. Whereas a modest idea and an incomplete plan often produces success when accompanied by even an "insignificant" beginning.

"Beginning" is just another way to describe the most powerful six-letter word in the vocabulary of achievers: A-C-T-I-O-N.


Despite being totally unknown in the personal development industry when he launched his first website in 2001, Vic Johnson has gone on to become an international expert in goal setting and host of the popular TSTN show Goals 2 Go. He is also the Founder of TheChampionsClub.org, AsAManThinketh.net, Goals2Go.com, MyDailyInsights.com and a dozen other self-help sites.

domingo, 20 de diciembre de 2015

Para el Hombre que odiaba la Navidad... / For The Man Who Hated Christmas

Tenemos una historia que contarte...
We have a story to tell...
(Please read this story below the Spanish story)

Para el Hombre que Odiaba la Navidad

Es sólo un pequeño sobre blanco atrapado entre las ramas de nuestro árbol de Navidad. Sin nombre, sin identificación, sin inscripción. Se ha asomado entre las ramas de nuestro árbol durante los últimos diez años más o menos.

Todo empezó porque mi marido Mike odiaba la Navidad - ¡Oh!, no el verdadero significado de la Navidad, sino los aspectos comerciales de la misma - gastos excesivos- ... la prisa frenética de las compras de última hora, comprarle una corbata al tío Harry y el polvo facial para la abuela - los regalos dados en la desesperación porque no pudiste pensar en otra cosa.

A sabiendas de que él se sentía así, decidí un año  pasar por alto las habituales camisetas, suéteres, corbatas y demás. Busqué algo especial para Mike. La inspiración vino de una manera inusual.

Nuestro hijo Kevin, que tenía 12 años ese año, estaba en el equipo de luchas en la categoría junior de la escuela a la que asistía, y poco antes de Navidad, había un partido fuera de la liga contra un equipo patrocinado por una iglesia del centro de la ciudad. Estos jóvenes, vestidos con tenis tan rotos que parecía que los cordones eran la única cosa que los mantenía juntos, presentaban un agudo contraste con nuestros muchachos en sus increíbles uniformes azul y oro y brillantes zapatos de lucha nuevos. Cuando el partido comenzó, me alarmé al ver que el otro equipo estaba luchando sin casco, una especie de casco ligero diseñado para proteger los oídos de un luchador.

Era un lujo que el equipo de los otros pobres, obviamente, no se podía permitir. Bueno, terminamos dándoles una paliza. Ganamos cada categoría de cada peso. Y cada vez que uno de los chicos se levantaba de la lona, ​​se ufanaba en sus andrajos frente a todos con arrogancia, mostrando una especie de orgullo callejero incapaz de reconocer la derrota.

Mike, sentado junto a mí, sacudió la cabeza con tristeza: "Ojalá hubiera ganado aunque fuera uno solo de ellos", dijo. "Ellos tienen un gran potencial, pero perder de esta manera podría quitarles el entusiasmo." Mike amaba los niños - a todos los niños - y los conocía pues había entrenado a las ligas pequeñas de fútbol, ​​béisbol y lacrosse. Fue entonces cuando la idea de su regalo llegó. Por la tarde, fui a una tienda de artículos deportivos y compré un surtido de cascos y tenis de lucha libre y los envié anónimamente a la iglesia del centro de la ciudad. El día de Nochebuena puse el sobre en el árbol, la nota dentro le decía a Mike lo que había hecho y que era su regalo de mi parte. Su sonrisa fue la cosa más brillante de la Navidad de ese año y en años sucesivos.

En cada Navidad, seguí la tradición - un año enviando a un grupo de jóvenes con discapacidad mental a un partido de hockey, otro año un cheque a un par de hermanos de edad avanzada cuya casa se había quemado hasta los cimientos la semana antes de Navidad, y así sucesivamente.

El sobre se convirtió en lo más destacado de nuestra Navidad. Siempre era lo último que se abría en la mañana de Navidad y nuestros hijos, haciendo caso omiso de sus  juguetes nuevos, estaban parados con los ojos muy abiertos esperando que su padre cogiera el sobre del árbol para revelar su contenido.

A medida que los niños crecían, los juguetes dieron paso a regalos más prácticos, pero el sobre nunca perdió su atractivo. Pero la historia no termina ahí.

Verás, perdimos a Mike el año pasado debido un temido cáncer. Cuando la Navidad llegó, yo todavía estaba tan absorta en el dolor que apenas pude poner el árbol. Pero la víspera de Navidad me encontré depositando un sobre en el pino, y por la mañana, se unieron tres más.

Cada uno de nuestros hijos, a escondidas de los demás, había depositado su sobre en el árbol para su padre. La tradición ha ido creciendo y algún día se ampliará aún más con nuestros nietos esperando bajar el sobre del árbol.

El Espíritu de Mike, al igual que el Espíritu de la Navidad siempre estará con nosotros.

Nancy W. Gavin

Esta historia de la vida real fue publicada originalmente el 14 de diciembre 1982 en la revista Woman's Day. Fue la ganadora entre miles, del primer lugar del concurso "Mi tradición más conmovedora de la Navidad" de la revista, un concurso en el que a los lectores se les pide que compartan su tradición navideña favorita y la historia detrás de ella. La historia inspiró a una familia de Atlanta, Georgia para iniciar “El Proyecto del Sobre Blanco y Dar 101”, una organización sin fines de lucro dedicada a educar a los jóvenes acerca de la importancia de dar.

Publicada originalmente en Internet en Insight Of The Day de Bob Proctor

Adaptación al Español: Graciela Sepúlveda y Andrés Bermea
Here the English version…

For The Man Who Hated Christmas

It’s just a small, white envelope stuck among the branches of our Christmas tree. No name, no identification, no inscription. It has peeked through the branches of our tree for the past ten years or so.

It all began because my husband Mike hated Christmas -oh, not the true meaning of Christmas, but the commercial aspects of it- overspending... the frantic running around at the last minute to get a tie for Uncle Harry and the dusting powder for Grandma - the gifts given in desperation because you couldn’t think of anything else.

Knowing he felt this way, I decided one year to bypass the usual shirts, sweaters, ties and so forth. I reached for something special just for Mike. The inspiration came in an unusual way.

Our son Kevin, who was 12 that year, was wrestling at the junior level at the school he attended; and shortly before Christmas, there was a non-league match against a team sponsored by an inner-city church. These youngsters, dressed in sneakers so ragged that shoestrings seemed to be the only thing holding them together, presented a sharp contrast to our boys in their spiffy blue and gold uniforms and sparkling new wrestling shoes. As the match began, I was alarmed to see that the other team was wrestling without headgear, a kind of light helmet designed to protect a wrestler’s ears.

It was a luxury the ragtag team obviously could not afford. Well, we ended up walloping them. We took every weight class. And as each of their boys got up from the mat, he swaggered around in his tatters with false bravado, a kind of street pride that couldn’t acknowledge defeat.

Mike, seated beside me, shook his head sadly, “I wish just one of them could have won,” he said. “They have a lot of potential, but losing like this could take the heart right out of them.” Mike loved kids - all kids - and he knew them, having coached little league football, baseball and lacrosse. That’s when the idea for his present came. That afternoon, I went to a local sporting goods store and bought an assortment of wrestling headgear and shoes and sent them anonymously to the inner-city church.

On Christmas Eve, I placed the envelope on the tree, the note inside telling Mike what I had done and that this was his gift from me. His smile was the brightest thing about Christmas that year and in succeeding years.

For each Christmas, I followed the tradition--one year sending a group of mentally handicapped youngsters to a hockey game, another year a check to a pair of elderly brothers whose home had burned to the ground the week before Christmas, and on and on.

The envelope became the highlight of our Christmas. It was always the last thing opened on Christmas morning and our children, ignoring their new toys, would stand with wide-eyed anticipation as their dad lifted the envelope from the tree to reveal its contents.

As the children grew, the toys gave way to more practical presents, but the envelope never lost its allure. The story doesn’t end there.

You see, we lost Mike last year due to dreaded cancer. When Christmas rolled around, I was still so wrapped in grief that I barely got the tree up. But Christmas Eve found me placing an envelope on the tree, and in the morning, it was joined by three more.

Each of our children, unbeknownst to the others, had placed an envelope on the tree for their dad. The tradition has grown and someday will expand even further with our grandchildren standing to take down the envelope.

Mike’s spirit, like the Christmas spirit will always be with us.

Nancy W. Gavin

This true story was originally published in the December 14, 1982 issue of Woman's Day magazine. It was the first place winner out of thousands of entries in the magazine's "My Most Moving Holiday Tradition" contest in which readers were asked to share their favorite holiday tradition and the story behind it. The story inspired a family from Atlanta, Georgia to start The White Envelope Project and Giving 101, a non profit organization dedicated to educating youth about the importance of giving.

Originally published on Insight Of The Day  from Bob Proctor

sábado, 19 de diciembre de 2015

Sonrisas de Bombay


Jaume Sanllorente

Compilado por Graciela Sepúlveda




Nuestra semblanza de hoy es una historia de éxito, y de motivación, como las de cada sábado, además de tratarse de la historia de un emprendedor, Jaume Sanllorente, quien es un español que sintió, en un viaje a Bombay, que no podía quedarse con los brazos cruzados al ver tanta miseria, y que tenía que hacer algo, y lo hizo…

Jaume Sanllorente Trepat nació el 9 de julio de 1976 en Barcelona, España, estudió periodismo en la Facultad de Ciencias de la Comunicación Blanquerna (Universitat Ramon Llull) de Barcelona. Tras vivir un año en Londres para perfeccionar su inglés, empezó a trabajar en medios locales de Barcelona, como COM Radio o BTV. Posteriormente se especializó en el sector empresarial, comercio y logística, desempeñando durante varios años el cargo de delegado en Cataluña de la revista “Comercio Exterior” y trabajando en numerosas publicaciones del sector. Jaume se perfilaba como todo un hombre de éxito en el área de la comunicación.

Entonces, un día de 2003, fue de vacaciones a la India para descansar de su trabajo, pero la experiencia que vivió durante este viaje no lo dejaba pensar en otra cosa. Al año siguiente regresó a la India, y el último día de vacaciones se encontró con el drama de que un orfanato de Bombay iba a cerrar sus puertas y 40 niños se iban a la calle y sufrirían de prostitución infantil, vida callejera, desnutrición, etc. si no había nadie que lo remediara. Jaume, sin pensarlo dos veces, regresó a Barcelona, vendió su departamento, dejó su trabajo y regresó a la India con todo el dinero recaudado, saldando las deudas del orfanato y así impidiendo que lo cerraran. Jaume vivió un duro viaje desde una vida cómoda y segura en el primer mundo a un suburbio donde tuvo que luchar contra los elementos, las mafias, la burocracia y las desigualdades con la ilusión, el esfuerzo y las ganas como únicas armas.

Jaume lucha continuamente contra la miseria en la India, y lo hace principalmente con los llamados “dalits” o “intocables” que son las personas en la India que sufren esclavitud, marginación y trato denigrante. La vida de algunos niños es tremendamente difícil. Existen zonas en las que son prostituidos desde los cinco años, otros se ven obligados a trabajar desde muy temprano, algunos pequeños son vendidos por sus padres o les amputan las extremidades para dar más lástima al pedir limosna. Estos son los niños a los que ayuda Jaume, y lo hace evitando que caigan en redes o mafias mediante la educación a través del amor y del cariño. La educación los hará libres para elegir su propio destino.


Y fue así que en el 2005 fundó la organización “Sonrisas de Bombay” de la que ahora es Director General. Los inicios fueron duros pues tuvo muchas dificultades para conseguir financiación y para convencer a otras organizaciones e instituciones de la validez de su proyecto. Además, tuvo que enfrentarse a la propia sociedad hindú, durante dos años Jaume tuvo que traer escolta, pues fue amenazado de muerte por la mafia hindú. Esta ONG centra su acción en la lucha pacífica contra la pobreza y por los Derechos Humanos en los tugurios de Bombay.

La educación, la salud y el desarrollo socio-económico son el marco principal de actuación de “Sonrisas de Bombay” También impulsan campañas y acciones de sensibilización y educación para el desarrollo, para dar a conocer y a la vez denunciar las vulneraciones de derechos y la exclusión que millones de personas sufren en esta ciudad.

Y de los 40 niños con los que empezó “Sonrisas de Bombay” ahora son 5,000 los que se ven beneficiados 10 años después, y participan en ella miles de personas a través de múltiples proyectos.

Al iniciar el proyecto Jaume sintió miedo, causado por sus propias limitaciones, porque venía de un  sector ajeno a la Cooperación al Desarrollo y se dio cuenta que debía ponerse alerta y ampliar mucho su formación, cosa que ha venido haciendo y sigue haciendo a día de hoy, fíjense todo lo que ha estudiado: estudió Cooperación al Desarrollo en el Instituto de Estudios para la Paz y la Cooperación y posteriormente en el Instituto de Estudios de las Naciones Unidas en India. También fue seleccionado por la prestigiosa HARVARD Kennedy School para su curso de Gestión Estratégica para líderes mundiales de organizaciones no gubernamentales. Ha realizado el curso para personal paramédico especializado en lepra en el Instituto Fontilles (Alicante) (porque hay mucha lepra en India, y él se encarga de ayudar en los leprosarios y de integrarlos cuando se curan), y varios cursos sobre recursos humanos, liderazgo y márketing. Él dice que solo eso le ha dado miedo, porque el miedo no deja avanzar, paraliza inútilmente.

Jaume, como buen periodista, ha plasmado todas sus experiencias en varios libros increíbles, llenos de sus anécdotas que lo llevaron hasta donde está hoy, y donde destaca diferentes aspectos de la sociedad hindú. Los libros son: “Sonrisas de Bombay. El viaje que cambió mi destino”, “Bombay. Más allá de las sonrisas”, “La canción de la concubina”, “El poder de las sonrisas” y “La costurera de Dacca”.

Su incansable trabajo por los pobres, intocables y leprosos de Bombay lo ha llevado a ser uno de los pocos españoles que han ocupado las primeras páginas del “The Times of India” en toda la historia de este periódico y a obtener el reconocimiento de numerosas entidades del ámbito internacional.

Jaume Sanllorente nos enseña que tomar una decisión tan importante como dejar el trabajo o emprender un cambio radical no es fácil y, seguramente no sería una idea en la que tu familia o tus amigos te apoyarían. Pero, como en el caso de él, es posible si estás realmente convencido de que quieres hacerlo. En ocasiones es necesario seguir el propio instinto para vivir plenamente nuestra vida y para sentirnos realizados, aunque eso signifique ir contracorriente. No tengas miedo a ir contracorriente cuando tu instinto te lo esté pidiendo. Pues como dijo Mario Benedetti:

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje, Perseguir tus sueños, Destrabar el tiempo,
Correr los escombros, Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas, Aunque el frío queme, Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda, Y se calle el viento.
No te rindas.