martes, 31 de mayo de 2016

Nunca te rindas… / Never give up…

"Nunca te rindas. Nunca jamás te des por vencido. ¿Por qué? Porque justo cuando estás a punto de renunciar es cuando las cosas están a punto de dar vuelco a lo grande. Mantente. Grandes cosas te están esperando a la vuelta de la esquina."

"Never give up. Never ever give up. Why? Because just when you are about to give up is when things are about to turn around in a grand way. Hold on. Great things are waiting for you around the corner."


Sonia Ricotti es presidenta de Lead Out Loud, una empresa de liderazgo transformador y desarrollo personal de reconocido prestigio mundial, que ayuda a las personas a lograr el éxito personal y profesional. Es una solicitada oradora motivacional, experta en liderazgo, colaboradora y locutora de radio del popular programa de Internet, Lead Out Loud Talk Radio.

Sonia Ricotti, is the #1 bestselling author of The Law of Attraction Plain and Simple: Create the Extraordinary Life That You Deserve. She travels around the world as a motivational speaker inspiring people everywhere to live their greatest lives. She is the co-host of the very popular radio show, Lead Out Loud Talk Radio, and has had the opportunity to interview some of the biggest transformational leaders of our time. Sonia is also interviewed regularly by the media (TV, radio, and print) including Oprah and Friends Radio, FOX TV, and the Steven and Chris Show.
She is the President of Lead Out Loud (a transformational self development company) She is also a humanitarian, having participated and led several humanitarian trips around the world.
For more information about Sonia Ricotti visit http://leadoutloud.ca/.
#1 Bestselling Author of Unsinkable: How to Bounce Back Quickly When LifeKnocks You Down

lunes, 30 de mayo de 2016

Suponer… / Assumption…


"Suponer es la clave para –meter la pata-..."

"Assumption is the mother of all fuckups…"

Eugene Lewis Fordsworthe
Pedro Moreno

Suponer: Dar por sentado y existente algo.


domingo, 29 de mayo de 2016

Los Verdaderos cambios toman tiempo... / Real ChangeTakes Time...

Tenemos una historia que contarte…
We have a story to tell...

(Please read this story below the Spanish version)


Los Verdaderos cambios toman tiempo

¿Has oído la historia del provinciano que llevó a su familia a la gran ciudad por primera vez? Perdido en un lugar extraño, se detuvo frente a un hotel de varios pisos. Padre e hijo entraron en el lugar para obtener algunas direcciones.

De pie en el vestíbulo, buscaban a alguien a quién preguntar. Vieron a un hombre ya mayor de buen parecer y con bastón, y se dirigieron hacia él. Sin embargo se echaron hacia atrás ¡cuando la pared se abrió frente a él! Vieron con asombro como el muro se cerraba y los números encima de la entrada se hacían más grandes y luego más pequeños, y las puertas se abrieron de nuevo. Salió un hombre joven con paso seguro y traje de negocios. "Hijo, espera aquí", dijo el granjero. "¡Voy a entrar en esa cosa!"

Todos nosotros desearíamos que el cambio llegara rápidamente y sin dolor. Preferiría perder 20 libras con una píldora a negarme porciones extras o postres que comenzar a hacer ejercicio.

Algunas personas prefieren echarse una deuda encima y comprar una casa totalmente amueblada en lugar de adquirir los muebles conforme se vaya pudiendo, o comprar un coche nuevo del que fácilmente se podría prescindir. Y así, las historias siguen. Queremos lo que queremos - ¡Ya!

Incluso me parece ver mucha ira en el mundo de hoy que está ligada a lo mismo. Gente mezquina se enoja con la buena fortuna de los demás. Quieren inmediatamente lo que otro alcanzó con el tiempo. Las personas inmaduras quieren el reconocimiento y el estado de vida que otras personas han ganado con los años, y además lo quieren en bandeja de plata - hoy.

Nos reímos del provinciano que pensó que el ascensor era una caja mágica que transformó al viejo en joven, de encorvado a vivaz, de simple a sofisticado. Tal vez deberíamos reírnos de nosotros mismos. Ir a la universidad no nos hace sabios. Conducir un coche caro no confiere elegancia y personalidad. Vivir en una zona exclusiva de la ciudad no dice nada acerca de la felicidad de las personas que viven en la casa más nueva y más bonita. E ir a la iglesia no confiere espiritualidad.

El cambio auténtico en apariencia, estilo de vida y personalidad se va dando con el tiempo. Si hay un resultado que desees, la manera más segura de lograrlo es no tirar el dinero en píldoras peligrosas o  malgastarlo en billetes de lotería. Establece una meta valiosa, identifica los pasos  necesarios para llegar allí, y comienza tu viaje. Saber de antemano que la sabiduría, la disciplina y la comprensión que provienen de ese viaje son igual de valiosos que cualquier cosa que logres al final.

Rubel Shelly

Rubel Shelly es un predicador y profesor de Religión y Filosofía en Rochester Hills, Michigan en los Estados Unidos. Además de la iglesia y responsabilidades académicas, ha trabajado activamente con los proyectos comunitarios tales como Habitat for Humanity (Vivienda para la Humanidad), La Cruz Roja Norteamericana, Desde Nashville Con Amor, Las Escuelas Públicas de Metro (Nashville) la Clínica Médica Familiar Fe y Operation Andrew Ministries.

Para obtener más información acerca de Rubel por favor vaya a: www.RubelShelly.com

Publicada originalmente en Internet en Insight Of The Day de Bob Proctor

Adaptación al Español:
Graciela Sepúlveda y Andrés Bermea

Here the English version…


Real Change Takes Time

Did you hear the one about the country bumpkin who took his family to the big city for the first time? Lost in a strange place, he stopped in front of a multi-story hotel building. Father and son went inside to get some directions.

Standing in the lobby, they were looking around for someone to ask. They spied a kind-looking old man with a cane and started toward him. They drew back, though, when the wall opened up for him! They watched in amazement as the wall closed, numbers above the opening grew larger then smaller, and the doors opened again. Out came a young man in confident stride and business suit. "Son, wait right here," said the farmer. "I'm going to get in that thing!"

All of us could wish change came so quickly and so painlessly. I'd rather lose 20 pounds with a pill than deny myself extra helpings or desserts and begin to exercise.

Some people prefer to saddle themselves with debt to buy a house full of furniture rather than buy furniture as they can afford it or to buy a new car they could easily do without. And so the stories go. We want what we want - now.

I even think I see a lot of anger in today's world that is tied to the same thing. Petty people get mad at the good fortune of others. They want immediately what someone else attained over time. Immature people want the recognition and life status other people earned over years, but they want it on a silver platter - today.

We laugh at the bumpkin who thought an elevator was a magic box that made old into young, stooped into sprightly, and plain into stylish. Maybe we should be laughing at ourselves. Going to college doesn't make one wise. Driving an expensive car doesn't confer refinement or personality. Living in an exclusive part of town says nothing about the happiness of the people who live in its newest and nicest house. And going to church doesn't confer spirituality.

Authentic change in looks, lifestyle, and personality takes place over time. If there is an outcome you'd like, the surest way to achieve it is not to waste your money on dangerous pills or to squander it on lottery tickets. Set a worthy goal, identify the incremental steps necessary to get there, and begin your journey. Know in advance that the wisdom, discipline, and understanding that come from the journey are equally as valuable as anything at its end.

Rubel Shelly

Rubel Shelly is a Preacher and Professor of Religion and Philosophy located in Rochester Hills, Michigan. In addition to church and academic responsibilities, he has worked actively with such community projects as Habitat for Humanity, American Red Cross, From Nashville With Love, Metro (Nashville) Public Schools, Faith Family Medical Clinic, and Operation Andrew Ministries.

To learn more about Rubel please go to: www.RubelShelly.com

Originally published on Insight Of The Day from Bob Proctor

sábado, 28 de mayo de 2016

Quiero ser el héroe de los niños

Geoffrey Canada
El Héroe de los niños…


Se Celebró recientemente El Día del Maestro, y cuántos maravillosos mentores he conocido y que han dejado huella en mi vida, sin embargo, cuantos otros que no deberían de haberlo sido nunca. Hoy quiero compartirles la semblanza de un gran hombre que pese a haber vivido en un ambiente hostil y dañino, supo salir adelante, y no solo eso, regresó a sus orígenes para mejorar y crear el ambiente en el que a él le hubiera gustado vivir, llevando su vocación de maestro al infinito y más allá, conozcamos a Geoffrey Canada…

Compilado por Graciela Sepúlveda

Geoffrey Canada, nació en el sur del Bronx en Nueva York el 13 de enero de 1952. Su padre sufría de alcoholismo crónico y su madre, María, con el tiempo dejó a su marido, creyendo que sería más fácil educar a Geoffrey y sus tres hermanos por su cuenta. María era muy trabajadora y dedicada con sus hijos, pero la vida era muy difícil, y la niñez y juventud de Canada estuvo marcada por la pobreza, el crimen y la violencia. Geoffrey comenta: "Éramos muy pobres para vestirnos adecuadamente, teníamos calcetines y pantalones delgados, sin suéteres ni botas. No fue hasta años después que me enteré de que podría mantenerme caliente en el invierno si tenía la ropa adecuada”.

En una vida llena de penurias, Canada tuvo la suerte de tener una madre cariñosa que le inculcó valores fuertes, un profundo sentido de la responsabilidad, y la creencia en la importancia de la educación. Ella instruyó a sus hijos, les limitaba las horas de televisión que podían ver, les enseñó a leer, y se los llevaba a los museos y las marchas por los derechos civiles. Una mujer ambiciosa, que al final incluso ganó un título de maestría en la Universidad de Harvard. Cuando Geoffrey era adolescente su mamá lo envió a vivir con sus abuelos maternos, y fue su abuela quien le enseñó la dignidad aún en la pobreza, así como tener un profundo y espiritual amor a la vida más que a las cosas materiales.

Geoffrey fue un niño y adolescente muy brillante que sobresalió en la escuela y ganó varias becas, después de terminar su maestría en Harvard, Canada se unió a la Robert White School, una escuela privada para jóvenes problemáticos en la ciudad de Boston. Aunque tenía alguna semejanza con su escuela del sur del Bronx, pues los estudiantes eran pobres, estaban enojados, distanciados de la sociedad y preocupados por la violencia, la diferencia era que eran predominantemente blancos, en los que el racismo estaba profundamente arraigado. Canada encontró rápidamente que, inspirándose en sus propias experiencias de la infancia podía llegarles a estos niños, y se le asignaba a menudo la responsabilidad de los más problemáticos, los estudiantes violentos. En 1977, Canada fue nombrado director de la escuela. Trabajó para cambiar la propia cultura de la escuela, y establecer programas de reducción de la violencia.

En 1983, Geoffrey estaba contento, tenía un buen trabajo, sin embargo dejó Boston y regresó a Nueva York deseando salvar a los jóvenes cuyas vidas podrían ser brutalmente interrumpidas por las balas o asfixiadas por la desesperanza, tal como él lo había vivido, y decidió trabajar y vivir en Harlem y ofrecer a los niños un modelo a seguir. "Quiero ser el héroe de los niños", comentó "Los niños necesitan héroes, porque los héroes dan esperanza, y sin esperanza no tienen futuro." Encontró empleo en los Rheedlen Centers for Children and Families, como director del Programa de Prevención del Ausentismo Escolar del Instituto.

Los centro Rheedlen tenían al principio la misión de prevenir el ausentismo escolar en los niños entre 5 y 12 años, pero las necesidades que se veían en los alrededores fueron cambiando la misión y objetivo de estos centros y empezaron a involucrarse con las familias tratando de proveer unidad, seguridad y protección. Los problemas más graves que Canada veía eran: la pobreza, las drogas, las pandillas, hogares rotos, padres abusivos, escuelas pobremente financiadas, parques infantiles peligrosos, y la desesperanza.

Canada se daba cuenta de que los niños llegaban a sus casas asustados, buscando en sus padres una protección que no les podían ofrecer, que tenían que aceptar la realidad de un mundo violento, por lo que les enseñaban a hacer frente a la situación actuando aun con más violencia que los demás. Geoffrey creía que la solución a este problema era que mujeres y hombres educados vivieran y trabajaran con estos niños para mostrarles una forma más productiva de vivir.

Cuando Geoffrey llegó por primera vez a los Centros Rheedlen lo primero que hizo fue enseñar artes marciales a sus estudiantes como una continuación de los programas de reducción de la violencia que había iniciado en Boston. Con el apoyo del fundador de los Centros, Canada abrió la primera escuela de Tae Kwon Do en el sótano de una de las secundarias. A través de las artes marciales les enseñaba habilidades de resolución de conflictos a sus estudiantes, Geoffrey comenta que era el foro ideal para hablar con los estudiantes acerca de los valores, de la violencia y de la esperanza, y construía dentro de cada uno de ellos una reserva de fuerza que pudieran sacar al enfrentarse con las pequeñas y grandes tribulaciones con que esos niños se enfrentaban cada día, los trataba de convencer de que él conocía el verdadero valor de cada uno de ellos, su valía como ser humano y el regalo especial que Dios les había dado.

Desde 1990 Canadá se convirtió en el Presidente y Director General de los Centros Rheedlen que más tarde cambiaron su nombre a Harlem Children’s Zone y al que la revista The New York Times llamó “uno de los experimentos sociales más ambiciosos de nuestro tiempo”. En octubre de 2005 Geoffrey Canada fue nombrado un de los “Mejores Líderes de América”.

Hasta el momento el maravilloso trabajo que ha hecho Canada, el cual combina servicios educativos, médicos y sociales, y que inician desde que la mamá está embarazada y siguen a los niños hasta la universidad, abarca una zona que cubre 100 manzanas y sirve a más de 21,000 niños y adultos de la problemática zona de Harlem en Nueva York. Hombres y mujeres con una verdadera vocación de servicio engranan estos servicios formando una red que cae sobre todo un barrio, cuyo objetivo es tejer esa red de seguridad con tanta fuerza que los niños del barrio no puedas zafarse de ella. Es tan grande y minucioso el trabajo hecho en esta zona, y que ha dado tan buenos resultados, que se verán mejor a largo plazo, que el presidente Barack Obama quiere implementarlo en 20 de las ciudades más conflictivas de los Estados Unidos.

Geoffrey Canada ha plasmado algunas de sus experiencias vividas en dos libros: “Fist Stick Knife Gun: A Personal History of Violence” y “Reaching Up For Manhood: Transforming the Lives of Boys in America”. Y también colabora en la película “Waiting for Superman” que trata sobre la grave situación del sistema de educación pública de Estados Unidos. Ha recibido muchos premios y reconocimientos.

Geoffrey Canada es un hombre de éxito, y ha logrado esto a pesar de los horrores que vivió y presenció durante su infancia y adolescencia, gran parte de estos logros se los debe a una madre que supo educarlo en los valores y virtudes del ser humano, y que más tarde se vieron reflejados en todas las cosas maravillosas que hizo Canada por los niños que vivían lo que él había vivido y que se propuso no sucediera más. Canada se esfuerza por ser un hombre de amor y paz, y por ser “el héroe visible” que lucha para salvar a los niños del brutal y peligroso mundo que han heredado.

Videos sobre Harlem Children’s Zone

Harlem Armory: A Healthy Oasis


HCZ's Year in Review 2012


American Express Members Project TV Spot




viernes, 27 de mayo de 2016

Tú decides y mandas… / You decide and command...

"Recuerda, eres es la única persona que piensa en tu mente, tú eres el poder y la autoridad en tu mundo."

"Remember, you are the only person who thinks in your mind! You are the power and authority in your world."

Louise Hay

Louise Hay  (n. Los Ángeles, 8 de octubre de 1926) es una escritora y oradora estadounidense. Es una de las figuras más representativas del movimiento Nueva Era, como así también una precursora de los libros de autoayuda. Inicialmente una modelo, en 1974 publicó su primer libro, Cure su cuerpo, que lleva vendidos un millón de ejemplares en trece países. Fundó un instituto de enseñanza, una fundación y Hay House, una popular editorial estadounidense, la cual ha publicado varios trabajos de autores como Deepak Chopra, Wayne Dyer y Esther y Jerry Hicks entre otros.

Louise Hay (born October 8, 1926 in Los Angeles, Cal. USA) is an American motivational author, and the founder of Hay House, a publishing company, estb. 1990. She has authored several New Thought self-help books, and is best known for her 1984 book, You Can Heal Your Life.

************************************************************

¿Te gustaría que tu vida fuera diferente?...

Prueba esto...


A tu disposición el taller COMO UN HOMBRE PIENSA, ASÍ ES SU VIDA basado en los textos de James Allen, en un portal construido y dedicado íntegramente al desarrollo de capacidades y habilidades personales. Es totalmente gratuito. Visítalo ahora mismo dando "Clic" en la siguiente liga:



jueves, 26 de mayo de 2016

¡Prepárate y está listo!... / Be prepared and ready!

Éxito es donde la preparación y la oportunidad se encuentran.”

“Success is where preparation and opportunity meet.”



Robert William Unser, mejor conocido como BobbyUnser (20 de febrero de 1934, Colorado Springs, Colorado, Estados Unidos), es un piloto de automovilismo de velocidad, hermano de los también pilotos Al Unser y Jerry Unser. Obtuvo el Campeonato Nacional del USAC en 1968 y 1974, resultó subcampeón en 1970, 1979 y 1980, y tercero en 1967, 1969 y 1975. Obtuvo victorias en 35 carreras puntuables entre ese campeonato, el de la American Automobile Association y la serie CART, incluyendo las 500 Millas de Indianápolis de 1968, 1975 y 1981. También triunfó en el Pikes Peak International Hill Climb en trece ocasiones.

Robert William Bobby Unser (born February 20, 1934 in Colorado Springs, Colorado) is a retired U.S. automobile racer. He is the brother of Al Unser, Jerry Unser and Louie Unser, the father of Robby Unser, and the uncle of Al Unser, Jr. and Johnny Unser. He is one of nine drivers to win the Indianapolis 500 three times, and one of only two to have won the 500 in three different decades (1968, 75, 81). Bobby has also been a spokesman and advocate of many commercial products.

************************************************************

¿Te gustaría que tu vida fuera diferente?...

Prueba esto...


A tu disposición el taller COMO UN HOMBRE PIENSA, ASÍ ES SU VIDA basado en los textos de James Allen, en un portal construido y dedicado íntegramente al desarrollo de capacidades y habilidades personales. Es totalmente gratuito. Visítalo ahora mismo dando "Clic" en la siguiente liga:



miércoles, 25 de mayo de 2016

Puso su nombre de por medio… / His name is his trademark...

Es a través de la curiosidad y la búsqueda de oportunidades de manera novedosa que hemos trazado nuestro camino en Dell. Siempre hay una oportunidad para hacer la diferencia”

“It's through curiosity and looking at opportunities in new ways that we've always mapped our path at Dell. There's always an opportunity to make a difference.”



Michael Dell (nacido el 23 de febrero de 1965 en Houston, Texas) es un hombre de negocios, inversionista, y filántropo de Estados Unidos. Él es el fundador y CEO de Dell Inc., uno de los principales vendedores de computadoras en el mundo.

Michael Dell  (born February 23, 1965) is an American business magnate, investor, philanthropist, and author. He is the founder and CEO of Dell Inc., one of the world’s leading sellers of personal computers (PCs). He was ranked the 41st richest person in the world on 2012 Forbes list of billionaires, with a net worth of US$22.4 billion as of December 2014.

************************************************************

¿Te gustaría que tu vida fuera diferente?...

Prueba esto...


A tu disposición el taller COMO UN HOMBRE PIENSA, ASÍ ES SU VIDA basado en los textos de James Allen, en un portal construido y dedicado íntegramente al desarrollo de capacidades y habilidades personales. Es totalmente gratuito. Visítalo ahora mismo dando "Clic" en la siguiente liga:



martes, 24 de mayo de 2016

Atrévete a iniciarlo hoy… / Dare to start today…

“Todos los triunfos nacen cuando nos atrevemos a comenzar.”

“All glory comes from daring to begin.”



Eugene F. Ware, un soldado de Iowa, abogado y hombre público de Kansas, y autor tanto de ese estado y Missouri nació en Hartford, Connecticut, el 29 de mayo de 1841. Sus padres se mudaron a Burlington, Iowa, en su infancia y se educó en las escuelas públicas de ese lugar.

Eugene F. Ware, a soldier of Iowa, a lawyer and public man of Kansas, and an author both of that state and Missouri was born at Hartford, Connecticut, May 29, 1841. His parents moved to Burlington, Iowa, in his childhood and he was educated in the public schools of that place.

************************************************************

¿Te gustaría que tu vida fuera diferente?...

Prueba esto...


A tu disposición el taller COMO UN HOMBRE PIENSA, ASÍ ES SU VIDA basado en los textos de James Allen, en un portal construido y dedicado íntegramente al desarrollo de capacidades y habilidades personales. Es totalmente gratuito. Visítalo ahora mismo dando "Clic" en la siguiente liga:


lunes, 23 de mayo de 2016

El fracaso no es malo… / Failure isn't bad…

"Nunca olvides que el fracaso no es malo. El fracaso no es definitivo. No dejes que el miedo al fracaso te impida lograr el éxito que te mereces. Si estás luchando, sigue presionando. Sigue dando al menos un paso cada día."

"Never forget that failure isn't bad. Failure isn't final. Don't let the fear of failure stop you from achieving the success you deserve. If you're struggling, keep hustling. Keep taking at least one big action step each day."


CraigBallantyne es el Editor de Early to Rise (Levantarse temprano). Él se hizo cargo tras Michael Masterson en 2011 y está haciendo un buen trabajo llevando adelante el legado que representa este proyecto.

Craig Ballantyne is the Editor of Early to Rise. He took over after Michael Masterson in 2011 and is doing a good job carrying on the legacy that is Early to Rise.

************************************************************

¡Te invito!...


A tu disposición el taller COMO UN HOMBRE PIENSA, ASÍ ES SU VIDA basado en los textos de James Allen, en un portal construido y dedicado íntegramente al desarrollo de capacidades y habilidades personales. Es totalmente gratuito. Visítalo ahora mismo dando "Clic" en la siguiente liga:

domingo, 22 de mayo de 2016

¡No Puedes Hacer Eso!... / You Can't Do That!...

Tenemos una historia que contarte…
We have a story to tell...
(Please read this story below the Spanish version)

¡No Puedes Hacer Eso!

Jeff LoGrasso, un sargento de la marina de Estados Unidos destinado a Japón, y su esposa Regina se sentaron en la habitación de un hotel en Corea, a donde habían viajado para ver un torneo de Softball. Su hijo de dieciocho meses de edad, Kyle, jugaba con el control remoto del televisor. Oprimía el botón para cambiar de canal una y otra vez. En uno de los canales por los cuales pasó Kyle había un torneo de golf o un infomercial sobre  golf. Sus papás no recuerdan que era, pero era sobre golf.

Kyle se detuvo. Se centró en la televisión. Los golfistas lo intrigaban. Los vio balancearse. Kyle los imitó con el control remoto. Cuando usaron sus palos de golf, Kyle usó el control remoto.

Jeff, Regina y su hijo regresaron a Japón. Le compraron a Kyle un bastón de golf de plástico. Cada vez que había golf en la televisión, Kyle lo veía y usaba su palo de golf con los profesionales. El golf se convirtió en su Plaza Sésamo.

Jeff no jugaba golf, pero un buen amigo de él sí. El vio el swing de Kyle y dijo: “Jeff, Kyle tiene un swing perfecto”.

Jeff no le dio importancia. Su hijo no tenía ni siquiera dos años. Era demasiado pronto para pensar en los deportes.

Unos meses antes de que Kyle cumpliera dos años, Regina notó algo extraño. Cuando Kyle volvía la cabeza de una manera determinada, y la luz le daba de cierta manera, se veía una mancha blanca en el ojo de su hijo. Lo llevó a un optometrista. El médico examinó los ojos del niño. "Creo que Kyle tiene una catarata." Hizo una pausa, miró de nuevo: "Estoy seguro que se ve como una catarata. Puede ser removida fácilmente, pero sólo para estar seguro, voy a recomendar que vean un especialista".

Regina vio como el especialista examinaba a Kyle. Ella había visto y experimentado exámenes de los ojos. El doctor parecía tomar más tiempo de lo normal. Pasó el tiempo. Su ansiedad crecía. El médico miró a los ojos de Kyle y finalmente levantó la vista. “Señora Lograsso, creo que esto es más serio que una catarata. Creo que su hijo tiene cáncer. Está en ambos ojos”.

“Estoy seguro de que Kyle tiene retinoblastoma bilateral. Es un cáncer que se desarrolla rápidamente en las células de la retina y se propaga. Es muy raro. Menos de un centenar de niños en los Estados Unidos lo desarrollan en un año”.

Regina se sentó en silencio. ¿Estaba oyendo bien? ¿Su niño tenía cáncer? Su voz regresó. Las lágrimas corrían por sus mejillas. "¿Qué se puede hacer?" preguntó finalmente.

"Lo siento, señora Lograsso.” El especialista acarició el cabello de Kyle. "Este es un cáncer muy agresivo. Tenemos que quitar el ojo izquierdo. Con la quimioterapia, es posible salvar su ojo derecho. Si no hacemos esto, el cáncer se diseminará por el cerebro. Su hijo solo viviría tres o cuatro meses.”

Regina, aturdida, dijo: -"¿Qué?"

El médico se lo repitió.

El mundo de Regina daba vueltas. ¿Cómo podría su pequeño hijo tener cáncer? ¡Era demasiado joven!

"¿Señora Lograsso?" el médico preguntó.

Regina se secó las lágrimas de sus ojos. "Vamos a hacer lo que se tenga que hacer por Kyle."

Jeff y Regina se sentaron en la cabecera de Kyle. Un parche cubría el lugar donde alguna vez tuvo su ojo izquierdo. Su recuperación comenzó de inmediato. Cuatro horas después de la operación, se levantó con piernas temblorosas y empezó a usar su palo de golf de plástico. Kyle iba a estar bien.

A Kyle le pusieron un ojo de cristal. En poco tiempo la vida volvió a la normalidad. Sin embargo, una noche se puso muy enfermo. Se esforzaba mucho para respirar. Regina se quedó mirando a su pequeño hijo mientras jadeaba en busca de aire.  Lo cogió, lo envolvió en sus brazos, lo puso en el coche y corrió al hospital.

Durante el trayecto al hospital Regina supo que no podría llegar a tiempo para salvar la vida de su hijo. Así que se estacionó y tocó en la primera puerta que encontró. "Llame al 911!" (Número de emergencias) suplicó.

Regina se sentó en la parte trasera de la ambulancia mientras el paramédico se encargaba de su hijo. El pulso de Kyle bajó mucho, el paramédico le gritó al conductor: "!Date prisa!"

Regina cerró los ojos y rezó...

Kyle desarrolló una infección en la sangre debido a la quimioterapia. Su vida estaba en peligro. Llegaron al hospital. Su temperatura era de 40.5 grados. Con tratamiento, Kyle se recuperó. A la edad de tres años, desafió a la muerte una vez más.

El papá de Kyle, Jeff, quería que su hijo experimentara en un campo de golf real, pero pensó que era mejor si su hijo tomaba clases primero. Llamó a los profesionales de varios campos de golf en la zona, pero ninguno quiso trabajar con un niño tan pequeño. Sólo uno dijo: "Yo no suelo trabajar con niños tan pequeños, pero ¿por qué no lo traes? Le voy a echar un vistazo y tomaré una decisión."

El profesional echó una mirada a Kyle y reconoció una réplica de Tiger Woods. Utilizando su computadora, superpuso el swing de Kyle y Tiger juntos. Eran una sincronía perfecta. Sus swings eran iguales.

Kyle es un niño con un talento increíble. Tiene dos hermanas mayores. Un día, él tomó su ojo de vidrio y lo puso en la caja de cereal que su hermana iba a desayunar. Ella tomó una cucharada, empezó a masticar, sintió algo, lo sacó y empezó a gritar. Kyle se echó a reír y salió corriendo a esconderse.

¡Los niños siempre serán niños!

 Jeff lleva a Kyle al campo de golf cada vez que puede. A pesar de que él no conoce el juego, Kyle sí. El papá es el caddie (cargador de los bastones de golg) y el pequeño Kyle juega. Jeff dice que la gente se molesta cuando se enteran de que tienen que jugar con un niño, pero no tardan en cambiar de opinión.

En el cuarto hoyo de una ronda, un miembro del grupo de Kyle llamó a su esposa. "Querida, no vas a creer esto, ¡estoy siendo derrotado por un niño de cuatro años!"

Kyle y Tiger Woods
Al momento de escribir esta historia, Kyle tenía 7 años y está libre de cáncer. Su mejor marca es de 89. Para un campo de nueve hoyos, es de 38. Estas son marcas que solo puedo soñar. Kyle jugaría más, pero tiene dos hermanas mayores. También necesitan la atención de sus padres para sus actividades.

Cuando hablé con Regina, le pregunté: "¿Cómo puede Kyle hacerlo? Soy muy malo en el golf, y tengo dos ojos. Así que ¿cómo lo hace?"

Regina dijo: "Mike, los médicos piensan que tenía poca o ninguna visión en su ojo izquierdo desde que nació. El ve lo que siempre vio."
Pensé en eso. El pequeño Kyle ve lo que siempre vio. Se crió en un mundo de dos dimensiones. Es su mundo. Nadie le dijo que no podía jugar golf, así que él lo hizo.

Kyle es el aventurero de esta década y muchas más por venir. Sorprenderá a muchos con su extraordinaria habilidad y nos hace reflexionar sobre las cosas que nosotros nunca intentamos hacer porque nos dijeron, "¡No puedes hacer eso!"

Michael T. Smith

Michael vive con su esposa Ginny en Caldwell, Idaho. Trabaja como gerente de proyectos en Telecomunicaciones y en su tiempo libre escribe historias inspiracionales.
Recientemente ha sido publicado en dos “Caldo de Pollo para el Alma" (Todos en la familia y Cosas que aprendí de mi Gato), en “Thin Threads – Momentos que cambian la Vida” y en “Catholic Digest”.

Para entrar a las historias de Michael da CLIC AQUÍ:

Para leer más de Kyle y su misión visita la Página de Kyle: http://www.kylelograsso.org/

Aquí hay dos videos para que conozcas a Kyle:

Entrevista Parte Uno:



Entrevista Parte Dos: 



Publicada originalmente en Internet en Insight Of The Day de Bob Proctor

Adaptación al Español: Graciela Sepúlveda; Andrés Bermea

Here the English version...

You Can't Do That!

Jeff Lograsso, a United States marine sergeant stationed in Japan, and his wife Regina sat in their hotel room in Korea, where they vacationed to watch a softball tournament. Their eighteen month old son, Kyle, played with the remote control to the television. He hit the button to change the channel over-and-over. On one punch of the button, a golf tournament or an infomercial about golf was on. His parents don't remember which it was, but it was golf.

Kyle stopped. He focused on the television. The golfers intrigued him. He watched them swing. Kyle mimicked them with the remote control. When they swung their clubs, Kyle swung the remote.

Jeff, Regina and their son returned to Japan. They bought Kyle a plastic golf club. Whenever golf was on television, Kyle watched and swung his club with professionals. Golf became his Sesame Street.

Jeff didn't golf, but a good friend of his did. He watched young Kyle swing an d said, "Jeff, Kyle has a perfect swing."

Jeff thought nothing of it. His son was not even two. It was too early to think of sports.

A few months before Kyle turned two, Regina noticed something strange. When Kyle turned his head in a certain way, and the light was just right, there was a white spot in her son's eye. She took him to an optometrist. The doctor looked in his eye. "I think Kyle has a cataract." He paused, looked again, "It sure looks like one. It can be removed easily, but just to be sure, I'm going to recommend a specialist."

Regina watched as the specialist examined Kyle. She'd seen and experienced eye examines. The doctor seemed to take longer than normal. Time passed. Her anxiety grew. The doctor stared into Kyle's eyes and finally looked up. "Mrs. Lograsso, I think this is more serious than a cataract. I think your son has cancer. It's in both eyes”.

"I'm certain Kyle has bilateral retinoblastoma. It's a cancer that develops quickly in the cells of the retina and spreads. It's very rare. Fewer than one hundred children in the United States develop it in a year."

Regina sat in silence. Was she hearing correctly? Did her little boy have cancer? Her voice returned. Tears streamed down her cheeks. "What can be done?" she finally asked.

"I'm sorry, Mrs. Lograsso.' The specialist stroked Kyle's hair. "This is a very aggressive cancer. We have to remove his left eye. With chemotherapy, we may save his right. If we don't do this, the cancer will spread to his brain. Your son will only live three or four months."

Regina, stunned, said, "What?"

The doctor repeated.

Regina's world spun. How could her little boy have cancer? He was too young!

"Mrs. Lograsso?" the doctor questioned.

She wiped tears from her eyes. "We'll do what has to be done for Kyle."

Jeff and Regina sat by Kyle's bedside. A patch covered the spot where he once had a left eye. His recovery began immediately. Four hours after his operation, he stood on unsteady legs ands swung his plastic club. Kyle was going to be alright.

Kyle was fitted with a glass eye. Life returned to normal for a little while. One night he became ill. He labored for air. Regina stared at her young son as he gasped for air. She grabbed him up, wrapped him in her arms, put him in the car and sped to the hospital.

Part way there, she knew she wouldn't make in time to save her son's life. Regina pulled to the curb and knocked on the first door she came to. "Call 911!" she pleaded.

Regina sat in the back of the ambulance as the paramedic administered to her son. Kyle's pulse dropped so low, the paramedic yelled to the driver, "You better hurry!"

Regina closed her eyes and prayed...

Kyle developed a blood infection due to the chemotherapy. His life was in jeopardy. They arrived at the hospital. His temperature was one hundred and five degrees. With treatment, the young man recovered. At the age of three, he defied death once again.

Kyle's dad, Jeff, wanted his son to experience a real golf course, but he thought it best if his son took lessons first. He called several golf professionals in their area, but none would work with such a young kid. Only one man said, "I don't normally work with children so young, but why don't you bring him over? I'll take a look at him and make a decision."

The professional took one look at Kyle and recognized a Tiger Woods replica. He used his computer, superimposed Kyle and Tiger swinging together. They were a perfect match. Their swings were the same.

Kyle is just a little boy with an amazing talent. He has two older sisters. One day, he took his glass eye out and put it in the box of cereal his sister would eat for breakfast. She took a spoonful, started to chew, felt something, pulled it out, and began to scream. Kyle laughed and ran for cover.

Boys will be boys!

Jeff takes Kyle to the golf course whenever he can. Although he doesn't know the game, Kyle does. Dad caddies and young Kyle plays. Jeff says people groan when they learn they have to play with a kid but they soon change their tone.

On the fourth hole of one round, a member of Kyle's group called his wife. "Hun, you won't believe this, but I am being beaten by a four-year-old boy!"

Kyle and Tiger Woods
At the time of this writing, Kyle is seven years old and is cancer free. His best score is 89. For a nine hole course, it's 38. These are scores I can only dream of. He would play more, but he has two older sisters. They need their parent's attention for their activities too.

When I spoke to Regina, I asked her, "How does Kyle do it? I suck at golf, and I have two eyes. Just how does he do it?"

Regina said, "Mike, the doctors think he had little or no sight in his left eye from the beginning. He sees what he always saw."
I thought about that. Young Kyle sees what he always saw. He grew up in a two dimensional world. It's his world. No one told him he couldn't golf, so he does it.

Kyle is the adventurer of this decade and many more to come. He will amaze many with his extraordinary skill and make us all reflect on the things we never attempted, because we were told, "You can't do that!"

Michael T. Smith

Michael lives with his lovely wife, Ginny, in Caldwell, Idaho. He works as a project manager in Telecommunications and in his spare time writes inspiration stories. He has recently been published in two Chicken Soup for the Soul Books (All in the Family and Things I Learned from My Cat), in "Thin Threads - Life Changing Moments" and in Catholic Digest.

To read more of his stories CLICK HERE:

To read more about Kyle and his mission visit, Kyle's Homepagehttp://www.kylelograsso.org/

Watch two videos of Kyle:

See Kyle's first interview



See Kyle's follow-up interview: 

  

Published on Insight Of The Day  from Bob Proctor

  .