jueves, 30 de junio de 2016

¿Por qué te limitas sólo a lo que tus ojos pueden ver?... / Why limit yourself to only what your eyes can see?...

"Algunas cosas hay que creerlas para poder verlas."

“Some things have to be believed to be seen.”


Ralph Hodgson (9 Septiembre 1871 – 3 Noviembre 1962), distinguido con la Orden del Sol Naciente (Japón), fue un poeta Inglés, muy popular en su tiempo gracias a la fuerza de un pequeño número de antologías como El Toro. Él fue uno de los más "pastorales" entre los poetas georgianos. En 1954, fue galardonado con la Medalla de Oro de la Reina a la Poesía.

Ralph Hodgson (9 September 1871 – 3 November 1962), Order of the Rising Sun (Japanese),was an English poet, very popular in his lifetime on the strength of a small number of anthology pieces, such as The Bull. He was one of the more 'pastoral' of the Georgian poets. In 1954, he was awarded the Queen's Gold Medal for Poetry.
  

miércoles, 29 de junio de 2016

Si quieres lograr algo, ¡Persiste!... / If you want to achieve something, persist!...

"Si tuviera que elegir una cualidad, la característica personal que yo pudiera asociar más con el éxito, cualquiera que sea el campo, escogería la característica de la persistencia."

"If I had to select one quality, one personal characteristic that I regard as being most highly correlated with success, whatever the field, I would pick the trait of persistence."


Richard DeVos, Sr. (04 de marzo 1926, Grand Rapids, Michigan ) es un empresario estadounidense, co-fundador de Amway , junto con Jay Van Andel (empresa reestructurada como Alticor en el año 2000), y propietario del equipo de baloncesto Orlando Magic, de la NBA. ForbesMagazine le ubica como la 64ª persona más rica en los Estados Unidos.

Richard DeVos, Sr. (born March 4, 1926, Grand Rapids, Michigan) is an American businessman, co-founder of Amway along with Jay Van Andel (company restructured as Alticor in 2000), and owner of the Orlando Magic NBA basketball team. Forbesmagazine listed him as the 64th wealthiest person in the United States, and the 254th richest in the world, with an estimated net worth of USD$ 5 B. (At one point, he was in the top 10 of wealthiest Americans).

martes, 28 de junio de 2016

La felicidad es parte del éxito y depende sólo de ti… / Happiness is part of success and depends only on you...

"Muchas personas no viven la felicidad que les corresponde, no porque nunca la encontraron, sino porque no se detuvieron a disfrutar de ella."

"Plenty of people miss their share of happiness, not because they never found it, but because they didn't stop to enjoy it."


William Feather (Agosto 25, 1889 - Enero 7, 1981) fue un editor y autor norteamericano basado en Cleveland, Ohio.
Nació en  Jamestown, Nueva York en los Estados Unidos, y se mudó con su familia a Cleveland in 1903. Tras graduarse de la Western Reserve University en 1910, trabajó como reportero para la Prensa de Cleveland. En 1916 fundó su propia revista, el William Feather Magazine.
Feather es uno de los autores más citados en libros y sitios de Internet.

William Feather (August 25, 1889 - January 7, 1981) was an American publisher and author, based in Cleveland, Ohio.
Born in Jamestown, New York, Feather relocated with his family to Cleveland in 1903. After earning a degree from Western Reserve University in 1910, he worked as a reporter for the Cleveland Press. In 1916, he established the William Feather Magazine.
  

lunes, 27 de junio de 2016

Si hacemos lo que realmente nos gusta… / If we do what we really like…

"Cuanto más quiero hacer algo, menos le llamo trabajo."

"The more I want to get something done, the less I call it work."


Richard Bach (Oak Park, Illinois, 23 de junio de 1936, 75 años). Escritor y piloto de aviación estadounidense, recordado especialmente como autor del libro Juan Salvador Gaviota (Jonathan Livingston Seagull, 1970), que se convirtió en un best-seller mundial en la época y sirvió como argumento de un largometraje dirigido en 1973 por Hall Bartlett.

Richard David Bach (born June 23, 1936) is an American writer. He is widely known as the author of the hugely popular 1970s best-sellers Jonathan Livingston Seagull and Illusions: The Adventures of a Reluctant Messiah, among others. Bach's books espouse his philosophy that our apparent physical limits and mortality are merely appearance. He claims to be a direct descendant of Johann Sebastian Bach. Bach is noted for his love of flying and for his books related to air flight and flying in a metaphorical context. He has pursued flying as a hobby since the age of 17. In late August 2012 Bach was badly injured when on approach to landing at Friday Harbor his aircraft clipped some power lines and crashed upside down in a field.

domingo, 26 de junio de 2016

El regalo perfecto que no puedes esperar para dar / The Perfect Gift You Can't Wait to Give

Tenemos una historia que contarte…
We have a story to tell you...
(Please read this story below the Spanish version)


El regalo perfecto que no puedes esperar para dar.

La idea viene a ti como un rayo. ¡Ajá, eso es! Es el regalo perfecto. Es reflexivo y personal y le traerá mucha alegría a la otra persona. Imagina su cara cuando lo abra, la sonrisa, los ojos sorprendidos y encantados y tal vez un par de lágrimas. Es la clase de alegría compartida que deseas experimentar en persona. Simplemente no puedes esperar para darlo.

¿Alguna vez has dado ese regalo perfecto? ¿Alguna vez has experimentado la felicidad y emoción que viene con él? Esta alegría no está relacionada con ningún reconocimiento o elogio que pudieras recibir a cambio. Viene desde lo más profundo dentro de ti - de tu deseo de llevar alegría a los demás.

Mi regalo perfecto nació cuando di un gran salto de fe y sin inmutarme seguí mi vocación. Yo había estado hablando, enseñando y orientando sobre cómo ser imparable por más de una década, mientras que una pasión más profunda había ido evolucionando. Había estado involucrada en muchas actividades filantrópicas a lo largo de los últimos años que me brindaron alegría. Pero en el último par de años, un profundo llamando surgió.

Algo atrapó mi corazón como nunca. En mis viajes a países subdesarrollados, fui testigo de que muchos niños y sus familias apenas sobrevivían, y vivían sin esperanza de un futuro mejor. También vi algunas comunidades donde los niños tenían una escuela a donde ir, pero no eran más que chozas hechas de ramas, excremento y piso de tierra. Estos niños literalmente corrían a estas cabañas con mucho gusto por la oportunidad de aprender y tener la esperanza de un futuro mejor. El hecho de que 120 millones de niños, 30% de los cuales viven en África, nunca pondrán un pie en un salón de clases era algo que me obsesionaba.

Me sentí llamada a hacer algo para apoyar a estos niños y sus comunidades, empecé a investigar y descubrí que no hay una fórmula mágica para eliminar la pobreza. Pero si había algo parecido a la magia, que sería la educación primaria universal. La educación tiene un impacto mayor que cualquier otra forma de ayuda que podamos dar. Los estudios demuestran que por cada año de educación que recibe un niño, las tasas de VIH (SIDA) bajan, el embarazo precoz disminuye y el potencial de ganancias aumenta. Sólo aprendiendo a leer y escribir 171 millones de personas podrían salir de la pobreza.

Con esa información, me inspiré para crear mi primer proyecto. En 2008, decidí convertir mi cumpleaños en un evento de  recaudación de fondos e invité a todos los que conocía a mi fiesta para que me ayudaran con esta misión. Esa noche fue verdaderamente mágica para todos los que asistieron y se recaudaron $80,000 dólares lo que ayudó a financiar dos escuelas en Uganda, en colaboración con Vivian Glyck, fundadora de Just Like My Child Foundation.

¡Esa noche quedé enganchada! Pensé que si pude conseguir el dinero para construir dos escuelas en una sola noche, ¿qué podía hacer si realmente ponía toda mi concentración en eso? Ahora se convertía en una pasión en forma para mí.

Los siguientes dos años, compartí esta misión prácticamente con todo el mundo con el que tropezaba y recaudamos dinero suficiente para construir 11 escuelas en África y educar a unos cuantos miles de niños. Mientras estaba profundamente agradecida por lo que habíamos podido hacer hasta ahora, me sentí obligada a hacer más.

El verano pasado, fui a mi cuarto viaje a África y visité las comunidades con las que estaba cooperando. Cuando llegué, no me di cuenta de que estaba a punto de recibir el regalo perfecto.

Fuimos recibidos por toda la comunidad. Había cientos de personas que se alineaban en las calles esperando durante horas bajo el sol nuestra llegada. A medida que nos dirigimos por la carretera llena de baches y polvo, fuimos recibidos por las mamás y sus hijos que estaban cantando y bailando. Los ancianos de la comunidad y los padres habían recorrido muchos kilómetros para darnos la bienvenida, a mí y al grupo de benefactores que me acompañaron en este viaje, y darnos las gracias por nuestra asociación. Fue una gran celebración con una ceremonia de corte de listón frente a una de las escuelas que habíamos fundado, y me uní a las mujeres bailando en nuestro camino hacia el edificio que representaba una esperanza para esta comunidad. En ese momento, me estaban dando el regalo perfecto. Sus sonrisas de gratitud y corazones abiertos eran los regalos más preciados que jamás había recibido.

Cuando llegué a casa de ese viaje ya sabía lo que tenía que hacer. Ya no podía participar en este increíble trabajo solo parcialmente. Tenía en cuenta que estaba soltera, sin apoyo financiero procedente de otras fuentes, más que mi propio negocio. Mis cursos de coaching y pláticas eran mi fuente principal de ingresos y si no estuviera haciendo las dos cosas, no tendría suficiente dinero para mantenerme. Aunque la idea de dejar la seguridad de mi negocio me petrificó, llamé a mis compañeros y les dije que dejaría de hacer lo de siempre y que ahora enfocaría el 100% de mi energía en mi misión.

Dejando atrás mi negocio, me encontré con mi primer proyecto. Me gustaría aprovechar las relaciones que ya tenía e invitar a líderes en el desarrollo personal, negocios y marketing mundial por internet a hacer algo que nunca se había hecho antes. Les pediría que donaran gratuitamente sus programas más vendidos para mi fundación, - algunos actualmente se venden por cientos e incluso miles de dólares - para generar donaciones que ayudaran a educar a los niños.

Así es como nació GiveALittleGetALot.com. Mi objetivo era crear una nueva forma de financiamiento para esta importante misión que iba más allá de simplemente pedir donativos - Yo quería que fuera una campaña que tangiblemente premiara al donante y al receptor.

Eché a andar una estrategia conjunta y ¡a llamar por teléfono! Mis mentores me animaron a llamar por lo menos a tres personas cada día para solicitar apoyo con cualquier aportación con que pudieran contribuir. Incluso si su respuesta era "no", estaba bien. Lo más importante era estar en acción constante.

Al compartir mi visión con profunda convicción, la gente comenzó a sentirse atraída por ella. Los especialistas estaban dispuestos a donar sus maravillosos productos a la causa y los amigos se acercaban a contribuir para ayudar a financiar la puesta en marcha. Incluso tengo un benefactor que donó dinero para la campaña. Todos estos pequeños (y grandes) milagros empezaron a ocurrir porque tuve el valor de dar el primer paso.

En el momento en que estaba lista para lanzar GiveALittleGetALot.com el 30 de noviembre de 2010, ya tenía 30 autores y especialistas de los más vendidos donando sus productos, que actualmente se venden por cientos (incluso miles) de dólares cada uno - de forma gratuita - ofreciendo una pequeña donación para educar un niño!

Si alguna vez has tenido miedo o ansiedad acerca de lo que se necesitaría para seguir tu pasión, espero que mi historia te anime a dar los primeros pasos. No necesitas saber cómo vas a ser apoyado. Al conectarte con un llamado divino, que es más grande que tú, los milagros te estarán esperando.

Mi deseo es que experimentes la alegría de dar el regalo perfecto en estas próximas fiestas. Una manera de dar los primeros pasos es ir a GiveALittleGetALot.com y registrarte. Tendrás la oportunidad no sólo de darte el don de herramientas educativas que pueden cambiar tu vida, sino que recibirás el regalo de saber que has transformado la vida de un niño para siempre.

Cynthia Kersey

Chief Humanitarian Officer

Publicada originalmente en Internet en Insight Of The Day de Bob Proctor

Adaptación al Español: Graciela Sepúlveda; Andrés Bermea

Nota: Al parecer hubo un conflicto con el dominio GiveALittleGetALot.com

Puedes visitar estos sitios web:

Unstoppable Foundation

...................................................................................................................

Here the English version:


The Perfect Gift You Can't Wait to Give

The idea comes to you like a lightning bolt. A-ha, that's it! It's the perfect gift. It is thoughtful and personal and it will bring great joy to the other person. You can imagine their face when they open it; the big smile, the surprised and delighted eyes and perhaps a tear or two. It's the kind of shared joy you want to experience in person. You just can't wait to give it.

Have you ever given that perfect gift? Have you ever experienced the sheer bliss and excitement that comes with it? Your delight is unrelated to any acknowledgement or accolades you might receive in return. It comes from deep inside you - from your desire to bring joy to others.

My perfect gift was birthed when I took a huge leap of faith and unabashedly followed my calling. I had been speaking, teaching and coaching people on how to be unstoppable for over a decade while a deeper passion had been evolving. I had been involved in many philanthropic endeavors throughout the past years that brought me sheer joy. But over the last couple of years, a deeper calling emerged.

Something captured my heart like never before. In my travels to undeveloped countries, I witnessed children and their families barely surviving and living without hope of a better future. I also saw a few communities where the children actually had a school to go to, but they were nothing more than shacks made of sticks, dung and dirt floors. These children literally ran to these huts in pure delight for the opportunity to learn and have hope for a better future. The fact that 120 million children, 30% of whom live in Africa, will never step foot into a classroom was something that haunted me.

Feeling called to do something to support these children and their communities, I started to do research and found that there is no magic bullet to eliminate poverty. But if there was something close to magic, it would be universal primary education.

Education has a larger impact than any other form of help or aid we can give. Studies show that for every year of education a child receives, HIV rates go down, early pregnancy rates decrease and earning potential increases. Just by learning to read and write 171 million people could be lifted out of poverty.

With that information, I got inspired to create my first project. In 2008, I decided to turn my birthday into a fund-raiser and invited everyone I knew to a party to help me with this mission. That evening was truly magical for all who attended and we raised $80,000 that helped fund two schools in Uganda in partnership with Vivian Glyck, Founder of Just Like My Child Foundation.

That night I got hooked! I thought if I could raise the money to build two schools in one night, what could I do if I really put my mind to it? It was now a full-blown passion of mine.

The following two years, I shared this mission with virtually everyone I encountered and have raised enough money to build 11 schools in Africa and educate a few thousand children. While I was deeply grateful for what we had been able to do so far, I was compelled to do more.

This past summer, I went on my fourth trip to Africa and visited the communities we were in partnership with. When I arrived, I was unaware that I was about to receive the perfect gift.

We were met by the entire community. There were hundreds of people who had lined the streets, waiting for hours in the sun for our arrival. As we made our way down the bumpy and dusty road, we were greeted by the mamas and their children who were singing and dancing. Elders of the community and parents had come for miles to welcome me and the group of donors who joined me in this trip to thank us for our partnership. It was a huge celebration with a ribbon cutting ceremony in front of one of the school's we had funded and I joined the women as we danced our way into the building that represented such hope for this community.

In that moment, they were giving me the perfect gift. Their smiles of gratitude and open hearts were the most treasured gifts I had ever received.

When I came home from that trip I knew what I had to do. I could no longer participate in this amazing work on a part-time basis. Now keep in mind, I was single with no financial support coming from any other sources but my own business. My live coaching courses and speaking engagements were my primary source of income and if I weren't doing both, I wasn't bringing in enough money to support myself. While the idea of leaving the security of my business petrified me, I called my associates and said it would no longer be business as usual and that I was now focusing 100% of my energy on my mission.

Leaving my business behind, I came up with my first project. I would leverage the relationships I already had and invite leaders in the personal development, business, and internet marketing world to do something that's never been done before. I would ask them to donate their best-selling programs to my foundation for free - some currently selling for hundreds and even thousands of dollars - to generate donations to help educate children.

That's how GiveALittleGetALot.com was born. My goal was to create a new way of funding this important mission that went beyond just asking for donations - I wanted it to be a campaign that tangibly rewarded the giver and the receiver.

I put a strategy together and hit the phones. My mentors encouraged me to call at least three people each day to ask them for support in whatever capacity they could contribute. Even if their answer was 'no' that was okay. What was more important was getting into consistent action.

As I shared my vision with deep conviction, people started stepping up. Experts were happy to donate their amazing products to the cause and friends stepped up to contribute to help fund the launch. I even got a sponsor who donated money for the campaign. All of these small (and large) miracles began to happen because I had the courage to take the first step.

By the time I was ready to launch GiveALittleGetALot.com on November 30, 2010, I had 30 bestselling authors and experts donating products that they were currently selling for hundreds (even thousands) of dollars each - for free - for a small donation to educate a child!

If you have ever had fear or anxiety about what it would take to follow your passion, I hope that my story will encourage you to take your first steps. You don't need to know how it will all work out, you only need to have faith that when you are committed, you will be supported. As you connect with a Divine calling that is bigger than yourself, miracles await you.

My wish is for you to experience the joy of giving the perfect gift this holiday season. One way to take your first steps is to go to GiveALittleGetALot.com and register. You will have an opportunity to not only give yourself the gift of educational tools that can change your life, but you'll receive the gift of knowing that you've transformed the life of a child forever.

Cynthia Kersey

Chief Humanitarian Officer

Published on Insight Of The Day  from Bob Proctor

Note: Apparently there was a conflict with the domain GiveALittleGetALot.com. You can visit instead:



sábado, 25 de junio de 2016

¿Quién quiere ser millonario?...


Compilado por Graciela Sepúlveda

No entiendo mucho de inversiones, bolsa de valores, asociados, etc. sin embargo me impactó mucho la biografía de Warren Buffett y se las quiero compartir, él logró lo que quería ser, millonario, y esto lo logró con trabajo y mucha inteligencia y paciencia, y con completa y total honestidad, sin aprovecharse de nadie ni pasar por encima de nadie, aquí les comparto su semblanza

Warren Edward Buffett nació el 30 de agosto 1930, su padre, Howard, era corredor de bolsa y más tarde fue congresista. Warren mostró una aptitud sorprendente para el dinero y los negocios a una edad muy temprana. Conocidos relatan su asombrosa habilidad para el cálculo de columnas de números solo utilizando su cabeza, una hazaña con la que Warren todavía asombra a sus colegas de negocios hoy en día.

Cuando tenía sólo seis años, Buffett compró un paquete de 6 Coca Colas en la tienda de abarrotes de su abuelo por veinticinco centavos y las revendió cada una a cinco centavos, embolsándose una ganancia de cinco centavos. Mientras que otros niños se dedicaban a su pasatiempo favorito y propio de su edad -jugar-, Warren estaba haciendo dinero. Cinco años más tarde, Buffett pasó al mundo de las altas finanzas. A los once años de edad, compró tres acciones de Cities Service Preferred a $ 38 dlls. cada acción, compró 3 para él y 3 para su hermana mayor, Doris. Poco después de la compra de las acciones, éstas se redujeron a poco más de $27 dólares por acción. Warren se asustó, pero resistió  hasta que se recuperaron llegando a US $ 40. De inmediato las vendió - un error que pronto llegaría a lamentar. Cities Service se disparó a $200 dólares la acción. La experiencia le enseñó una de las lecciones básicas de la inversión: la paciencia es una virtud.

Warren repartía periódicos cuando su familia se mudó a Washington, DC, e incluso ofrecía dos ponencias rivales, con el fin de tener algo que ofrecer a los clientes si cancelaban una de las suscripciones. Buffett compró 40 hectáreas de tierras de cultivo en Nebraska con sus ahorros a los 14 años, obteniendo dinero de la renta de la misma.

En 1947, a los diecisiete años de edad Warren se graduó de High School. Nunca fue su intención ir a la universidad, sin embargo, su padre tenía otros planes, e instó a su hijo a asistir a la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pennsylvania. Buffett permaneció dos años, quejándose de que él sabía más que sus profesores. Cuando su papá fue derrotado en la carrera del Congreso de 1948, Warren regresó a Omaha y se transfirió a la Universidad de Nebraska-Lincoln. Trabajó tiempo completo y se las arregló para graduarse en solo tres años.

Warren Buffett seguía reacio a seguir estudios de postgrado, finalmente, fue persuadido para meter solicitud en Harvard Business School, que, en la peor decisión de admisión en la historia, lo rechazó por ser "demasiado joven". Despreciado, Warren aplicó en Columbia, donde los famosos inversionistas Ben Graham y David Dodd enseñaban  - una experiencia que cambiaría para siempre su vida. No cabe duda que lo que pasa es lo que tenía que pasar, si no tal vez nunca hubiera conocido a tan grandes maestros. Más tarde trabajaría varios años con su maestro Graham.

Lo que finalmente se convirtió en una fortuna de mil millones de dólares comenzó con sus ganancias de la infancia. Usó el dinero obtenido de su ruta de periódico, refrescos y máquinas de pinball (que compró, junto con amigos, en su último año de prepa por $25 dlls. Después compró otras dos y las vendió por $1,200 Dls. ese mismo año) para hacer su primera sociedad de inversión, con el dinero de los inversionistas y solo $100 dólares de él, Buffett comenzó a comprar acciones, con el objetivo de ganar con el Dow Jones un 10% al año. Él hizo exactamente eso, desde el principio, en 1957, hasta el final de la asociación en 1969.

Uno de sus más grandes movimientos de carrera fue su inversión en Berkshire Hathaway, una fábrica textil de New Bedford, Massachusetts, en 1962. Usó el capital de Berkshire invirtiéndolo en otras empresas como Geico Corporation, Nebraska Furniture Mart, See’s Candy Shops, Lubrizol, MidAmerican Energy, Clayton Homes, Shaw Carpets y algunas más.


Buffett, con los millones de dólares que Berkshire estaba haciendo gracias a él, comenzó a llenar su cartera con acciones de empresas sólidas que fueron infravaloradas, y de bajo costo en el momento. Al seguir a compañías como American Express y Coca-Cola, las empresas con marcas sólidas en lugar de la última tendencia de Wall Street, Buffett se ha convertido en uno de los hombres más ricos de los Estados Unidos, con una fortuna de aproximadamente $46 mil millones de dólares.

Pero a pesar de ser conocido como el mayor inversionista del mercado de valores de nuestro tiempo, y tener la clase de riqueza con la que solo unos pocos como Bill Gates está familiarizado, Buffett vive el tipo de vida con los pies en la tierra. Come en Dairy Queen, le encantan la Coca-Cola y las hamburguesas, todavía vive en la misma casa que compró por $31,000 dólares en 1958, y no se viste como el multimillonario que es.

En junio de 2006, Warren Buffett anunció un plan para regalar su fortuna a la caridad. Donó el equivalente de 10 millones de acciones clase B de Berkshire Hathaway a la Fundación Bill & Melinda Gates (valor aproximado en EE.UU. de $ 30.7 mil millones al 23 de junio de 2006), por lo que es la mayor donación de caridad en la historia, y Buffett, uno de los líderes del filantro capitalismo. El 9 de diciembre de 2010, Buffett, Bill Gates, y el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, firmaron una promesa que llamaron el “Gates-Buffett Giving Pledge", en la que se comprometieron a donar a la caridad, al menos, la mitad de su riqueza a través del tiempo, e invitaron a otras personas ricas a donar el 50% o más de su riqueza a la caridad.

Sus hijos no van a heredar una parte importante de su riqueza. Esto es coherente con las declaraciones que ha hecho en el pasado, lo que indica su oposición a la cesión de las grandes fortunas de una generación a la siguiente. Buffett comentó una vez: "Quiero dar a mis hijos lo suficiente como para que se sientan que pueden hacer cualquier cosa, pero no tanto como para que se sientan que no tienen que hacer nada”.

Hay muchos aspectos interesantes de la filosofía y la vida de Buffett, y les quiero compartir algunas de sus lecciones de vida con las que él se ha guiado y por lo visto le han dado excelentes resultados:

  • Pierde dinero y te perdono, pero pierde un ápice de tu reputación y seré implacable. La riqueza siempre puede ser recreada pero la reputación lleva toda una vida para construir y con frecuencia sólo un momento para destruir. Como Warren dice, "no vamos a negociar reputación por dinero."
  • La mejor defensa en una economía difícil es sumar lo más que puedas a la sociedad. Desarrolla habilidades con el enfoque constante en ayudar a los demás y nunca estarás sin un trabajo.
  • Celebramos la riqueza sólo cuando se ha ganado justamente y se usa con prudencia. El objetivo no es hacer dinero a cualquier costo. La riqueza no sirve para nada si destruyes todas tus relaciones para alcanzar dicho objetivo.
  • Haz lo que te apasiona. Si haces esto, habrá pocas personas que compitan o vayan más rápido que tú. La mejor manera de ser excepcional es con pasión.
  • Creo que desarrollé el valor cuando me enteré de que podía hacer frente a las dificultades. La mayoría de las personas no tienen éxito porque tienen miedo al fracaso. El fracaso no es tan malo de todos modos. Te hará más fuerte y con más posibilidades de ganar la próxima vez.
  • No hay mejor manera de ser de lo más feliz que bajar tus expectativas. La mayor infelicidad proviene de las expectativas desalineadas y poco realistas de la vida. Espera todo de ti mismo, pero no esperes nada del mundo. Entonces no vas a poder evitar vivir gratamente sorprendido.
  • Si la única razón por la que haces algo es porque otros lo hacen, entonces eso no está bien. Aprende a estar cómodo en tu propio camino.
  • Ve a la cama un poco más sabio que cuando despertaste. Es la cereza del pastel, es lo que corona el día. La vida se trata de aprender. Si siempre estás aprendiendo nunca puedes perder. Mantén esto como tu única regla para el día y el mundo será tuyo.

Hay tanta y tanta información de este notable hombre, pero en conclusión yo veo a un hombre feliz con lo que hace y con lo que ha logrado, que no le tiene que demostrar nada a nadie, que a pesar de ser o haber sido muchas veces el hombre más rico del mundo, sigue siendo sencillo en su vivir, y que gracias a él mucha gente será beneficiada con sus obras de caridad. 

Warren Buffett logró lo que quería, es un hombre de éxito que deja un cúmulo infinito de lecciones en las que  destacan principalmente que aprendamos a ser mejores personas, que vivamos una vida con un deseo ardiente de aprender y que hagamos todo lo posible para hacer adiciones valiosas a la sociedad. Si mantenemos esto como la principal misión en lo que hagamos, al paso del tiempo seremos recompensados.

Les comparto este video de cómo motiva Warren Buffett a sus empleados de la aseguradora Geico, él canta también con ellos, es el de la banda en la cabeza...










viernes, 24 de junio de 2016

¡Imagínate!... / Imagine your self!

“La imaginación es más importante que el conocimiento.”

“Imagination is more important than knowledge.”


Albert Einstein (Ulm, Alemania, 14 de marzo de 1879 – Princeton, Estados Unidos, 18 de abril de 1955) fue un físico de origen alemán, nacionalizado posteriormente suizo y estadounidense. Está considerado como el científico más importante del siglo XX, además de ser el más conocido.

Albert Einstein (14 March 1879 – 18 April 1955, Ulm, Germany) was a German-born theoretical physicist who developed the theory of general relativity, effecting a revolution in physics. For this achievement, Einstein is often regarded as the father of modern physics and one of the most prolific intellects in human history. He received the 1921 Nobel Prize in Physics "for his services to theoretical physics, and especially for his discovery of the law of the photoelectric effect". The latter was pivotal in establishing quantum theory within physics.

jueves, 23 de junio de 2016

Las limitaciones solo están en tu mente… / Limitations are only in your mind…

El mayor riesgo para la mayoría de nosotros no es que nuestra meta sea demasiado alta y no la alcancemos, sino que sea demasiado baja y la consigamos.”

“The greatest danger for most of us is not that our aim is too high and we miss it but that it is too low and we reach it.”


Michelangelo Buonarroti (Caprese, 6 de marzo de 1475 – Roma, 18 de febrero de 1564), conocido en español como Miguel Ángel, fue un arquitecto, escultor y pintor italiano renacentista, considerado uno de los más grandes artistas de la historia tanto por sus esculturas como por sus pinturas y obra arquitectónica. Desarrolló su labor artística a lo largo de más de setenta años entre Florencia y Roma, que era donde vivían sus grandes mecenas, la familia Médicis de Florencia, y los diferentes papas romanos.

Michelangelo diLodovico Buonarroti Simoni (6 March 1475 – 18 February 1564), commonly known as Michelangelo, was an Italian sculptor, painter, architect, poet, and engineer of the High Renaissance who exerted an unparalleled influence on the development of Western art. Despite making few forays beyond the arts, his versatility in the disciplines he took up was of such a high order that he is often considered a contender for the title of the archetypal Renaissance man, along with his fellow Italian Leonardo da Vinci.

miércoles, 22 de junio de 2016

¿Qué haces cuando fracasas?... / What do you do when you fail?...

"Siento que el requisito más importante para el éxito es aprender a superar el fracaso. Debes aprender a tolerarlo pero nunca a aceptarlo."

"I feel that the most important requirement in success is learning to overcome failure. You must learn to tolerate it, but never accept it."


Reginald Martínez Jackson (18 de mayo de 1946, Wyncote, Pennsylvania, E.U.) es un beisbolista retirado de las Grandes Ligas conocido popularmente como Mr. October. Jugó veintiuna temporadas, de las cuales en once logró llegar a la post-temporada. Participó en cinco Series Mundiales y logró cuatro títulos: dos con los Athletics (1973 y 1974) y dos con los Yankees (1977 y 1978).

Reginald Martinez"Reggie" Jackson (born May 18, 1946) is an American former baseball right fielder who played 21 seasons in Major League Baseball (MLB) for four different teams (1967–1987). He was nicknamed "Mr. October" for his clutch hitting in the postseason with the Oakland A's and the New York Yankees. Jackson won five consecutive American League West divisional pennants, three consecutive American League pennants and two consecutive World Series titles as a member of the Oakland Athletics.

martes, 21 de junio de 2016

Puedes lograr lo que quieras si realmente lo deseas… / You can achieve anything you want if you really want it...

“El tamaño de tus fuerzas para alcanzar algo, es igual al tamaño de tu deseo para lograrlo.”

"The size of your forces to achieve something, is equal to the size of your desire to do so."

Andrés Bermea

Andrés Bermea (Diciembre 9 de 1952) Monterrey, NL, México. Conferencista; Blogger; Periodista, Reportero internacional, Productor y Conductor de televisión y radio.

Andrés Bermea (December 9 de 1952) Monterrey, NL, Mexico. Speaker; Blogger; Journalist, International reporter, producer and host (anchor) of television and radio shows.

lunes, 20 de junio de 2016

Fortalece tu valor: Divide en varias etapas lo que te es difícil, y enfréntalas una a una… / To strengthen your courage: Divide what is difficult to you in several stages, and face them one by one...

“Valor es el poder para enfrentar las dificultades. Es lo opuesto al desanimo. El valor proviene de una reserva de la mente más poderosa que las circunstancias externas. Cuando somos más grandes que nuestros problemas, adquirimos el valor necesario para ganar.”

“Courage is the power to face difficulties. It’s the opposite of being discouraged. Courage comes from a reserve of mind more powerful than outside circumstances. When we are bigger than our problems, we gain the courage necessary to win.”

Wynn Davis

Wynn Davis es el autor de la compilación The Best of Success: A Treasury of Success Ideas.


Wynn Davis is the author of the compilation The Best of Success: A Treasury of Success Ideas.

domingo, 19 de junio de 2016

200 pies a la vez... / 200 Feet At A Time...

Tenemos una historia que contarte…
We have a story to tell you...

(Please read this story below the Spanish version)

Tengo el gran placer de trabajar con jóvenes. Están tan llenos de promesas y de un gran potencial al estar frente al umbral de su vida adulta.

A veces, sin embargo, veo la lucha de los jóvenes con la creencia de que antes de lanzarse a realizar su sueño primero deben conocer el plan preciso a seguir y el resultado exacto a lograr.

Parte del trabajo que hago es ayudar a una persona a entender que el no saber está bien; no es ni siquiera necesario. Y les ayudo a darse cuenta de que su don particular está siempre ahí con ellos, a pesar de que podrían tener un poco de dificultad para reconocerlo. Porque a veces parece muy diferente de lo que esperábamos.

Ese fue precisamente mi caso…

“¡Tú! ¡Una modelo!... ¿Estás bromeando, verdad?”

Como si fuera ayer, todavía puedo recordar la mirada atónita en su rostro mientras yo me armaba de valor y compartía mi sueño a una amiga cercana de la secundaria.

Pero yo no estaba bromeando. No sólo me convertiría en modelo, tenía toda la intención de convertirme en la próxima top model del mundo (aunque decidí que ese momento probablemente no era el mejor para compartir este detalle en particular con mi amiga).

Para ser justa con ella, yo diría que a la mayoría de la gente le habría sido difícil  compartir mi visión. Yo estaba muy por abajo para los estándares de cualquiera, de ser digamos al menos “glamorosa”.

En realidad, yo estaba muy lejos de ser lo glamorosa que cualquiera podría imaginar. Sí, yo era más alta que todos los que conocía, incluso que los chicos de mi escuela. Pero también estaba muy delgada, pecosa, con el pelo muy rizado y usaba frenos en mi boca. Ah, y ¿les he mencionado torpe y terriblemente tímida?

No importa. Yo sabía que lo iba a “lograr”,  era sólo cuestión de tiempo. Cómo lo iba a hacer era algo completamente distinto. La verdad era que no tenía idea de cómo iba a pasar de mi escuela en una pequeña ciudad, a las portadas de las revistas de moda más importantes del mundo.

Pero ahí radica el verdadero poder de perseguir un sueño. Se inicia con la visión de tu destino de manera clara y poniéndote en marcha hacia él, aunque no puedas decir con certeza cómo lo vas a alcanzar.

El motivador Bob Proctor ha comparado esto a cuando conduces un coche en una noche oscura y estoy de acuerdo con él. Todo lo que se puede ver son 200 pies (60.9 metros) adelante con la iluminación de los faros, pero eso es suficiente para avanzar los siguientes 200 pies, y así sucesivamente hasta llegar a tu destino.

A veces puede pasar que el camino se abre en dos y descubres que tu destino cambia como resultado de esto, y eso está bien también. De hecho, si mi nombre no es muy conocido hoy en día, eso es porque mi propio destino cambió a lo largo del camino.

No me malinterpreten, yo esperaba ser la próxima supermodelo mundial, e hice todo lo que sabía para llegar ahí. Pero pronto me di cuenta de un hecho fundamental, no soy particularmente fotogénica. Y cuando se trata de supermodelos, ser muy fotogénica es seguramente "el punto de partida".

La “luz de mis faros” me había hecho consciente de que no iba a ser la chica en la portada de revistas internacionales. Esto fue un golpe duro tanto para mi ego como para mis planes. Pero como ya había iniciado el 'camino', estaba a punto de descubrir algo acerca de mí misma de lo que no me había dado cuenta antes.

El "camino que se abrió en dos” se me presentó un poco más tarde en San Francisco, donde yo estaba tratando de conseguir un trabajo como modelo, o de aparecer en algún  anuncio impreso. Yo habría sido feliz con aparecer en un volante para un servicio de lavado de autos de la ciudad, pero ningún cliente estaba interesado.

Entonces, un día Calvin Klein en persona llegó a la ciudad para hacer un desfile de modas de gala en el San Francisco Opera House. Trajo con él varias modelos de Nueva York, pero hizo un casting para seleccionar también algunas modelos locales.

Cualquier chica en San Francisco que se hacía llamar modelo estaba allí, incluyendo las más exitosas así como las modelos de los anuncios impresos como los que yo estaba tratando de conseguir.

Me acuerdo de mi entrevista con Calvin Klein. Estaba sonriente y amable. Él me pidió que caminara para él, y lo hice. Entonces, vi cómo su sonrisa se hizo más amplia ¡y me contrató enseguida!

Y entonces llegó la noche del show. Todo cambió para mí en esa pasarela. Me sentí totalmente natural, a gusto e inspirada. Podía sentir que había encontrado mi "verdadero lugar", podía decir “de aquí soy”.

Después la gente vino a los camerinos y me preguntó dónde había aprendido a caminar de esa manera. Yo les respondí: "¡No sé!" y era verdad. Yo no sabía ¡porque nunca lo había hecho antes!

Durante todo este tiempo yo había estado tratando con todas mis fuerzas de ser una modelo de portada cuando ya estaba claro para mí que la pasarela era mi don. Pero yo nunca lo hubiera sabido si no hubiera creído en mi sueño original y comenzado a moverme hacia él lo mejor que pudiera, “200 pies a la vez”.

Poco después me mudé a Europa, donde, a diferencia de San Francisco, el mercado del alta costura y la pasarela eran muy importantes. Fui primero a Milán y luego a París, donde todavía vivo hasta el día de hoy.

Finalmente me convertí en una modelo internacional de pasarela de alta costura, trabajando para los mejores diseñadores como Armani, Dior, Yves Saint Laurent, Versace, y muchos otros. He disfrutado de una fantástica carrera que abarca más de una década.

He viajado por más de 50 países y realizado shows frente a la realeza y jefes de estado. He conocido a la gente más interesante y fascinante del mundo, algunos ricos y famosos, algunos completamente desconocidos pero ricos de otras maneras.

Y obtuve la educación de toda una vida.

Nada de esto habría sucedido si yo hubiera seguido "aferrada" a una sola opción posible y hubiera continuado tratando de convertirme en una modelo internacional de portada a toda costa. Como Ken Keesey Jr. dice: "Molestarse por lo que no tenemos es perder lo que si tenemos."

Cada uno de nosotros tiene lo que yo llamo una "Dotación Personal"; esa combinación singular de nuestro ser único interior y exterior. Y a través de esa dotación vienen nuestros dones.

Descubrir cuáles son nuestros dones y luego expresarlos y compartirlos es para lo que estamos todos aquí. No hay "mejores" conjuntos de dones y talentos. Todos ellos son necesarios. Todos somos necesarios.
O como dicen los franceses, "Il faut de tout faire un vertido monde", que traducido significa: "Se requiere de todos para hacer el mundo".

El sueño que llevas dentro no está ahí por casualidad. Hay una razón por la que te está llamando.

Creo firmemente que si caminas por el sendero de tus sueños, dando siempre lo mejor, el Universo se va a intensificar y te presentará más de lo que esperas.

E incluso si cambia tu destino, como el mío, puedo prometerte esto: Definitivamente vas a tener más, a hacer más y sobre todo ser más, por haber hecho el viaje.

Kim Luret

Publicada originalmente en Internet en InsightOf The Day de Bob Proctor

Adaptación al Español: Graciela Sepúlveda y Andrés Bermea
..........................................................................................................................

Here the English version
200 Feet At A Time

I have the great pleasure of working with young people. They are so full of promise and potential as they stand at the threshold of their adult lives.

Sometimes, though, I'll see a young person struggle with the belief that before they set out for their dream they must first know the precise plan to follow and its exact outcome.

Part of the work I do is to help such a person understand that not knowing is OK; it's not even necessary. And I help them realize that their unique gift is always right there with them; though they might have a little trouble recognizing it. Because sometimes it looks very different than what they were expecting.

That was certainly the case for me...

“You! A model??... You're kidding, right?”

As if it was yesterday, I can still remember the stunned look on her face as I gathered up my courage and admitted my dream to a close high school friend.

But I wasn't kidding. Not only would I become a model, but I had every intention of becoming the world's next supermodel (though I decided that moment probably wasn't the best time to share this particular detail with my friend).

In fairness to her, I should say that most people would have been hard pressed to share my vision. I was by anyone's account less than, shall we say, "glamorous".

Actually I was about as far away from glamorous as one could get. Yes, I was taller than everyone I knew, including the boys in my school. But I was also rail thin, freckle-faced, with frizzy hair and braces. Oh, and did I mention awkward and painfully shy?

No matter. I knew I was going to 'make it'; it was only a question of time. How I would make it was something else entirely. The truth was, I had no idea how I would get from my small town school to the covers of the world's top fashion magazines.

But therein lies the true power of pursuing your dream. It begins with seeing your destination clearly and starting to move towards it, even if you can't say for sure how you will reach it.

Bob Proctor has compared this to driving in a car on a dark night and I agree. All you can ever see is 200 feet at a time by the glow of the headlights, but that's enough to advance you the next 200 feet, and so on all the way to your destination.

Sometimes you may take a fork in the road and discover that your destination changes as a result, and that's OK too. In fact if my name is not a household word today, that's because my own destination changed along the way.

Don't misunderstand-I fully expected to be the world's next supermodel and I did all I knew how towards that end. But early on I realized one crucial fact-I'm not particularly photogenic. And when it comes to supermodels, being very photogenic is pretty much 'Square One'.

The 'light of my headlights' had brought me to the awareness that I would not be an international cover girl. This was a blow to both my ego and my plans. But because I had begun the 'drive', I was about to discover something about myself I hadn't realized beforehand.

My 'fork in the road' presented itself to me a while later in San Francisco, where I was attempting to get a modeling job, or 'booking'-any booking-in print work. I would have been happy to appear in a flyer for the local car wash, but no client seemed to want me.

Then one day Calvin Klein himself came to town to put on a gala fashion show at the San Francisco Opera House. He brought with him several models from New York, but he was holding a casting to select a few local models as well.

Any girl in San Francisco who called herself a model was there, including the most successful and in demand print models I was trying so hard to emulate.

I remember my interview with Calvin Klein. He was smiling and gracious. He asked me to try something on and walk for him, and I did. Then, I watched as his smile grew wider and he booked me on the spot!

And then came the evening of the show. Everything changed for me on that runway. I felt totally natural, at ease and inspired there. I could sense that I had found my 'true place'.

Afterwards people came backstage and asked me where I'd learned to walk like that. I answered, "I don't know!" and it was true. I didn't know because I'd never done it before!

All this time I'd been trying with all my might to be a cover girl when it was now clear to me that runway was my gift. But I never would have known that had I not believed in my original dream and started moving towards it as best I could, '200 feet at a time'.

Soon afterwards I moved to Europe where, unlike San Francisco, 'high fashion' was the look and the runway market was very strong. I went first to Milan and then to Paris, where I still live today.

Ultimately I became an international high fashion runway model, working with top designers such as Armani, Dior, Yves Saint Laurent, Versace, and many others. I enjoyed a fantastic career spanning more than a decade.

I traveled to over 50 countries and have done shows before royalty and heads of state. I met some of the world's most interesting and fascinating people; some of them rich and famous, some completely unknown but rich in other ways.

And I got the education of a lifetime.
None of this would have happened if I had been 'stuck' on just one possible outcome and continued to try and become a top international cover girl at all costs. As Ken Keesey Jr. says “To be upset about what we don't have is to waste what we do have.”

Each of us has what I call a 'Unique Package'; that singular combination of our unique inner and outer selves. And through that package comes our gifts.

Discovering what our gifts are and then expressing and sharing them is what we're all here for. There are no 'better' sets of gifts and talents. They are all needed. We are all needed.

Or as the French say, "Il faut de tout pour faire un monde," which translated means, "It takes everyone to make a world."

The dream you have inside is not there by accident. There's a reason it's calling to you.

I firmly believe that if you'll step onto the path of your dream, always giving your best, the Universe will step up and meet you more than half way.

And even if your destination changes, as did mine, I can promise you this: You will definitely have more, do more and above all be more, for having made the journey.

Kim Luret

Published on Insight OfThe Day  from Bob Proctor