sábado, 5 de marzo de 2016

“Sonríe y sigue corriendo”

Sin pretextos, sin excusas...


Fauja Singh, el hombre que corrió para salvar su vida

Compilado por Graciela Sepúlveda



Siempre estamos a tiempo de hacer lo que nos apasiona y entusiasma en la vida, lo que nos hace sentirnos realizados y uno de los factores que a veces nos detiene es la edad, y esto no debería de ser un impedimento, ni excusa para lograr lo que queremos alcanzar, aquí les comparto el ejemplo de Fauja Singh que a sus 104 años ¡corre maratones!!, veamos el secreto que nos comparte para lograr esta increíble hazaña…

Fauja Singh nació en Beas Pind, Jalandhar, Punjab, India británica el 1 de abril de 1911, siendo el menor de cuatro hijos. Fauja no desarrolló la capacidad de caminar hasta que tenía cinco años de edad. Sus piernas eran delgadas y débiles, y apenas podía caminar largas distancias. Debido a esto, a menudo se burlaban de él, y le llamaron con el apodo de "danda"  (palo) los siguientes diez años. Ya siendo un joven, Fauja era un ávido corredor aficionado, sin embargo tuvo que renunciar a ello y volver a la agricultura debido a la división entre India y Pakistán en 1947. Fue sólo después de presenciar la muerte de su quinto hijo, Kuldip, en un accidente de construcción en agosto de 1994, que Fauja volvió a su pasión por correr, en 1995. La muerte de su esposa en 1992, y de su hija mayor que había muerto por complicaciones después de dar a luz a su tercera nieta, le dieron la determinación de buscar una alternativa que valiera la pena en la vida y lo llevaron a vivir a Londres, donde vivía otro de sus hijos. De su llegada a vivir ahí comenta: “Estar sentado en casa me estaba matando, la mayoría de la gente mayor en Londres come abundantemente, casi no se mueve y solo viaja en coches, y eso los enferma” dice. El no estaba preparado para hacer lo mismo. Así que empezó a trotar al principio para combatir el aburrimiento de estar sentado en su casa.

A los 89 años, se tomó en serio lo de correr y terminó en eventos internacionales de maratón. Cuando se presentó por primera vez a los entrenamientos en Redbridge, Essex, estaba vestido con un traje de tres piezas. El entrenador tuvo que rehacer todo, incluyendo su atuendo. Singh corrió su primera carrera, el Maratón de Londres, en el 2000. De acuerdo con su entrenador, solía correr hasta 20 kilómetros con facilidad y quería correr un maratón, pensando que era sólo de 26 kilómetros y no de 26 millas (42 kilómetros). Fue tras esto que comenzó a entrenar en serio.

Singh saltó a la fama cuando, a la edad de 89 años, completó la agotadora distancia de 26,2 millas en 6 horas y 54 minutos. Esto era 58 minutos menos que la anterior marca mundial para cualquier persona en el grupo de edad de más de 90 años. Se le conoce como el “Tornado con turbante”, todas las carreras las corre con un turbante amarillo.

Singh mide 1.72 m. (5 pies y 8 pulgadas) de alto y pesa 52 kg (115 lb). Él atribuye su buena salud y longevidad a abstenerse de fumar y tomar alcohol y a seguir una dieta vegetariana simple. Fauja comenta: "Soy muy cuidadoso acerca de los diferentes alimentos. Mi dieta es sencilla, consiste de phulka (un tipo de pan indú), dal (leguminosas como chícharos, lentejas y frijoles), verduras verdes, yogurt y leche, no toco parathas (pan frito), pakoras (verduras lampreadas fritas), arroz o cualquier otro alimento frito, tomo mucha agua y té de jengibre.... me voy a la cama temprano llevando el nombre de mi Rabba (Dios), ya que no deseo todos esos pensamientos negativos que cruzan mi mente”. Hablando sobre el maratón, dijo: "Las primeras 20 millas no son difíciles, en cuanto a las últimas seis, las corro mientras hablo con Dios".

Antes de correr los maratones, lo que recuerda más parecido a esto, en el mejor de los casos, era haber participado en las competencias deportivas de su pueblo antes de la Segunda Guerra Mundial. Él era muy conocido en su pueblo por correr “de un lugar a otro”.

Singh estableció varios récords de carrera para su edad cuando estaba en sus noventas y en julio de 2004 llevó la antorcha para los Juegos Olímpicos de Atenas y después también para los juegos olímpicos de Londres en el 2012. En el 2004 Adidas lo contrató para su campaña “Nothing Is Impossible”, reemplazando al célebre futbolista David Beckham en los posters con el anuncio de Adidas distribuidos en todo Londres, nunca reveló cuanto le pagaron, pero una gran parte de sus ganancias fueron destinadas a obras de caridad, y la mayoría de sus ingresos también, pues sus necesidades son muy limitadas y tiene más de lo que necesita, así que le gusta compartir con los que tienen menos, una de las fundaciones que ayuda es Bliss, dedicada a asistir a niños prematuros; Fauja dice de esto: “Yo creo que es bueno para los corredores viejos correr por la gente más pequeña de nuestro mundo”.

En octubre de 2011, como preparación a un maratón, en un solo día y en menos de 5 horas rompió 8 records mundiales en los grupos de su edad en carreras que iban desde los 100 hasta los 5,000 metros.

En el 2011, a los 100 años de edad, se publicó su biografía, “Turbaned Tornado” la cual muy a su pesar Fauja no puede leer porque es analfabeta, sin embargo él dice que su vida pasa frente a sus ojos como en un rollo de película, así que no necesita leerla.

Singh se retiró de las carreras competitivas después de que participó en el maratón de Hong Kong el 24 de febrero de 2013 (a sólo 5 semanas de su cumpleaños 102). Sin embargo, sigue corriendo por placer. Tiene una rutina diaria más ligera, sólo ocho o nueve millas al día. "Voy a seguir corriendo para inspirar a las masas", dijo. "Correr es mi vida y realmente no habría dejado de competir si no hubiera cruzado la edad de 100 años."

Fauja Singh es una muestra más para todo el mundo de que el deporte es saludable, y sobre todo, que sin importar la edad que tengas puedes tener éxito en aquello que te apasiona, que le da sentido a tu vida. El lema de Fauja Singh es “Sonríe y sigue corriendo”, y yo lo veo como que podría convertirse también en el lema de todos los que quieren lograr el éxito en cualquier aspecto de la vida y que viven con perseverancia, compromiso y pasión, una filosofía de la vida que no podemos sino compartir. Te invito a ver estos videos...

Llevando la antorcha olímpica en Londres:



Y en español: