sábado, 20 de enero de 2018

El dulce negocio de… Fraser Doherty



Compilado por Graciela Sepúlveda


Frecuentemente escuchamos la frase “nunca es tarde para empezar”, sin embargo, hoy conoceremos la historia de un jovencito que nos enseña que “nunca es tan temprano para empezar” pues él inició su empresa a los 14 años, increíble ¿verdad?...

Fraser Doherty nació el 30 de diciembre de 1988 en Edinburgo, Escocia. Fraser siempre fue un niño inquieto, su primer trabajo fue para una carnicería vendiendo tocino de puerta en puerta. Una tarde, cuando tenía 14 años, su abuela Susan le enseñó cómo hacer mermelada. Fraser nunca se imaginó cómo esa tarde, aprendiendo como hacer mermelada, cambiaría su vida. A principios del 2005 Fraser se puso a hacer mermelada en las tardes después de la escuela, y los fines de semana, para venderlas a sus vecinos de puerta en puerta y en los mercaditos (farmers market), él observaba sus reacciones y las tomaba en cuenta para mejorar su  receta. Después de experimentar e investigar, Fraser encontró la receta perfecta haciendo mermelada 100% de fruta sin agregar azúcar o conservadores. A finales del 2006 Fraser abandonó la escuela para dedicarse en cuerpo y alma a su negocio.

A mediados del 2007, armado con unos cuantos botes de mermelada casera, su gran idea de hacer mermelada de fruta 100% y vestido con un traje de su papá, Fraser acudió a “Waitrose” que es una cadena de supermercados en el Reino Unido,  y que un día al año hacen algo así como una feria de gente que quiere vender cosas en su tienda, a Fraser le dijeron que volviera después, cuando tuviera una marca, una fábrica y buen precio. Eso fue desgarrador para él, pero en lugar de darse por vencido y renunciar, lo que lo mantuvo luchando y siguiendo adelante fue la creencia de que eso era lo que él quería hacer.

Trabajando con algunos diseñadores locales, Fraser creía que el objetivo de los envases era hacer reír a la gente, si podía hacer reír lo suficiente entonces tal vez iban a comprar sus productos. Crearon la marca en torno a un tema de cómic, con Fraser siendo el 'Jam Boy', un personaje superhéroe...

Waitrose dijo ¡NO! Le explicaron que la idea del cómic distrae del hecho de que SuperJam (así la llamó) está hecha 100% a base de frutas. También le dijeron que la fábrica que Fraser había conseguido para la producción no era lo suficientemente grande y que sus recetas eran demasiado inusuales... así que era hora de volver con los diseñadores. “The Princes Trust, una organización sin ánimo de lucro que ayuda a jóvenes a montar sus empresas, me prestó 5,700 euros” recuerda Fraser.

Después de tomar en cuenta algunos consejos de los fundadores de diferentes productos como cereales y otros, Fraser trabajó con los diseñadores para crear una marca mucho más simple y bonita.

Finalmente, en febrero de 2009, Waitrose dijo ¡SI! y estuvo de acuerdo en lanzar “SuperJam” en sus 300 tiendas alrededor del Reino Unido, convirtiendo a Fraser en el proveedor más joven que nunca hubiera tenido una cadena de supermercados, Fraser tenía 20 años, seis años de paciencia, perseverancia, y tenacidad persiguiendo su sueño. La primera producción fue de 50,000 frascos de mermelada en un día.

Cuando se lanzó SuperJam en Waitrose una gran cantidad de medios cubrieron el evento y Fraser se vio de pronto entrevistado por la BBC y muchas importantes cadenas de radio y televisión, esta cobertura ayudó a asegurar un pronto éxito a la marca de Fraser.

Ya con su producto acomodado en los anaqueles de Waitrose, Fraser no se durmió en sus laureles, empezó una gira por las tiendas entregando muestras y compartiendo su historia con los compradores. En una tienda en Edimburgo, donde comenzó la historia, más de 1,500 frascos se vendieron en un día, más mermelada de la que se vende normalmente ¡en todo un mes! Nunca habían visto nada igual.

Fraser se ganó el título de “Estudiante Emprendedor Global del año", el primer ganador fuera de América del Norte, en una competencia de más de 750 estudiantes de todo el mundo. La mayoría de los estudiantes empresarios desarrollaron sitios web o aplicaciones u otras tecnologías, pero Fraser estaba allí ¡vendiendo mermelada! Este resultó ser el primero de más de 20 premios de innovación y diseño que Super Jam llegaría a ganar. Además Super Jam ha sido introducida en el Museo Nacional de Escocia como una marca icónica de Escocia.

Cuando la abuelita de Fraser hacía mermelada, la tomaba y visitaba a todas las personas de edad avanzada en su área que vivieran solas o en asilos, y la acompañaban Frasier y su hermano cuando eran pequeños. Ahora Frasier hace cientos de “fiestas del té” gratis, por todo el país y para mucha gente de la tercera edad que vive sola o en asilos, tal como lo hacía su abuela, y les lleva panecillos, mermelada y té, música y alegría, brindándoles la oportunidad de hacer nuevos amigos, bailar y divertirse, empezó haciendo una fiesta del té cada mes, actualmente la hacen cada tres días, llegando a muchas más personas.

Fraser y su abuela decidieron compartir sus secretos de cómo hacen la mermelada, publicando en el 2010 un libro de cocina “The Super Jam Cook Book”, el cual se convirtió en un best seller, vendiendo decenas de miles de copias y ayudando con esto a recaudar dinero para las “fiestas del té”. En 2011, el joven emprendedor publicó “SuperBusiness”, un segundo libro en el que cuenta la historia de su negocio y lo aprendido durante su carrera profesional.

Actualmente Frasier pasa la mayor parte del tiempo trabajando en tratar de colocar SuperJam en nuevas tiendas, tanto en su país como en el extranjero, ya son 12 países que venden SuperJam, entre ellos Australia, Korea del Sur, Rusia, Polonia, Dinamarca, y están entrando también a los Estados Unidos. Fraser maneja un equipo de marketing de 6 personas, que están desarrollando nuevos productos todo el tiempo, aparte de la mermelada ya ofrecen también miel de abeja (SuperHoney), diferentes tipos de té (SuperTea) y una mezcla de harina para hornear panecillos (Bakelab) a la que solo hay que agregar leche, huevos y mantequilla. Otro producto muy innovador es el “Café en Sobre”, te dejan en tu buzón cada 15 días café recién tostado y molido que le fue comprado directamente a los productores de Uganda, India o América Central, Fraser cree que el comercio directo entre micro-tostadores y productores no sólo crea el mejor café, sino da la mejor oportunidad para que las familias que cultivan los granos de café puedan tener una mejor vida, más digna y decente. Cuando le queda tiempo, Frasier comparte su historia dando conferencias y escribiendo artículos para revistas.

Fraser Doherty nos muestra que no hay edad para emprender un sueño y alcanzar el éxito, que solo se necesita amor, imaginación y mucho trabajo, y algunos consejos más que él nos comparte para lograrlo son:

  1. No tengas miedo, no tienes nada que perder.
  2. Empieza poco a poco, no tienes que saltarte hasta el final.
  3. Pide ayuda, es más gente la que está dispuesta a ayudar que la que no. 

Y fue precisamente su juventud e inocencia en el mundo de los negocios la que le ayudó en gran parte, pues  no conocer los esquemas prefijados y pensar que algo así sí podría hacerse, lo dotó del optimismo necesario para emprender y triunfar en su negocio.

Bien por Fraser y esta lección de perseverancia y tenacidad que nos deja.

Te invitamos a ver este video en español con Fraser...



viernes, 19 de enero de 2018

¡Ten ánimo!... / Take heart!...

“Una de las cosas que aprendí por el camino difícil fue que de nada sirve desanimarse. Mantenerte ocupado y hacer del optimismo una forma de vida puede restaurar tu fe en ti mismo.”

“One of the things I learned the hard way was that it doesn’t pay to get discouraged. Keeping busy and making optimism a way of life can restore your faith in yourself.”


Lucille Ball Lucille Désirée Ball (Jamestown, 6 de agosto de 1911 – Los Ángeles, 26 de abril de 1989) fue una comediante, actriz, modelo y productora ejecutiva estadounidense, famosa por protagonizar los programas I Love Lucy, The Lucy–Desi Comedy Hour, The Lucy Show, Here's Lucy y Life with Lucy. Fue una de las estrellas más populares e influyentes en su país, con una de las carreras más largas de Hollywood, especialmente en la televisión, donde Lucille Ball comenzó a actuar en la década de 1930, convirtiéndose en actriz de radio y estrella de películas clase “B” en los años 1940. Entre las décadas de 1960 y 1970, aún continuaba filmando películas.

Lucille Ball Lucille Désirée Ball (August 6, 1911 – April 26, 1989) was an American comedian, film, television, stage and radio actress, model, film and television executive, and star of the sitcoms I Love Lucy, The Lucy–Desi Comedy Hour, The Lucy Show, Here's Lucy and Life with Lucy. One of the most popular and influential stars in the United States during her lifetime, with one of Hollywood's longest careers, especially on television, Ball began acting in the 1930s, becoming both a radio actress and B-movie star in the 1940s, and then a television star during the 1950s. She was still making films in the 1960s and 1970s. In 1962, Ball became the first woman to run a major television studio, Desilu, which produced many successful and popular television series.

jueves, 18 de enero de 2018

¡Inténtalo ahora mismo!... / Try it now!...

“Te puedes sentir decepcionado si fallas, pero estás destinado al fracaso si no lo intentas.”

“You may be disappointed if you fail, but you are doomed if you don’t try.”


Beverly Sills (Belle Miriam Silverman) (nacida el 25 de mayo de 1929 en Brooklyn, Nueva York - fallecida el 2 de julio de 2007), de origen ucraniano-rumano, fue la más famosa cantante americana de ópera de los años 60 y los 70. Fue tan famosa como soprano de coloratura que la apodaron "La Reina de la Ópera Americana" destacándose luego como empresaria, ejecutiva, periodista y directora de teatros y organizadora.

Beverly Sills (Belle Miriam Silverman / May 25, 1929 – July 2, 2007) was an American operatic soprano whose peak career was between the 1950s and 1970s. In her prime she was the only real rival to Joan Sutherland as the leading bel canto stylist. After retiring from singing in 1980, she became the general manager of the New York City Opera. In 1994, she became the Chairman of Lincoln Center and then, in 2002, of the Metropolitan Opera, stepping down in 2005. Sills lent her celebrity to further her charity work for the prevention and treatment of birth defects.

miércoles, 17 de enero de 2018

Tu vista al frente… / Your view to the front…

“Fija tu mirada hacia adelante en lo que puedes hacer, no hacia atrás en lo que no puedes cambiar."

“Fix your eyes forward on what you can do, not back on what you cannot change.”


Thomas Leo Clancy Jr., conocido como Tom Clancy (Annapolis, 12 de abril de 1947 - Baltimore, 2 de octubre de 2013), fue un escritor estadounidense de novelas policíacas de tema político, en un contexto de inteligencia militar.

Thomas Leo"Tom" Clancy, Jr. (April 12, 1947 – October 1, 2013) was an American author and historian best known for his technically detailed espionage and military science storylines set during and in the aftermath of the Cold War, and for video games that bear his name for licensing and promotional purposes. Seventeen of his novels were bestsellers, and more than 100 million copies of his books are in print. His name was also a brand for similar movie scripts written by ghost writers and non-fiction books on military subjects. He was a part-owner of the Baltimore Orioles and Vice Chairman of their Community Activities and Public Affairs committees.

martes, 16 de enero de 2018

Si te decides, hoy puede ser el día ¡perfecto!... / If you decide so, today may be the perfect day!...

“Olvídate del ayer – que él ya te ha olvidado. No te preocupes por el mañana - ni siquiera lo has conocido. En cambio, abre tus ojos y tu corazón a un regalo verdaderamente precioso – hoy.”

“Forget yesterday - it has already forgotten you. Don't sweat tomorrow - you haven't even met. Instead, open your eyes and your heart to a truly precious gift - today.”


Steve Maraboli El Dr. Steve Maraboli es un científico conductual especializado en psicología motivacional, Dinámica del Liderazgo, y Mentalidad de Alto Desempeño. Un orador popular, autor y observador social, se le reconoce como una voz líder en los campos de negocios, mejora personal, y el potencial humano.

Steve Maraboli Dr. Steve Maraboli is a Behavioral Scientist specializing in Motivational Psychology, Leadership Dynamics, and the Peak Performance Mindset. A popular keynote speaker, author, and social observer, he is recognized as a leading voice in the fields of Business, Personal Enhancement, and the Human Potential.

lunes, 15 de enero de 2018

Haz un plan y ¡Síguelo!... / Make a plan and follow it!...

“El tiempo no se puede controlar. Pero lo que sí se puede controlar son nuestras actividades y la forma en que "gastamos" el tiempo. Todos los expertos coinciden: la gestión de nuestras actividades comienza con la planificación. Así que sabiendo lo que es importante para nosotros, -planeando nuestro trabajo y trabajando en nuestro plan-, nos convertimos en administradores sabios.”


“Time can’t be managed. But what can be managed are our activities and how we "spend" time. And all the experts agree: managing our activities begins with planning. So by knowing what’s important for us—planning our work and working our plan—we become wise managers.”

Wynn Davis

Wynn Davis es el autor de la compilación The Best ofSuccess: A Treasury of Success Ideas.

Wynn Davis is the author of the compilation The Best ofSuccess: A Treasury of Success Ideas.

domingo, 14 de enero de 2018

Podría volverse en contra tuya… / It Could Come Back to Haunt You…

Tenemos una historia que contarte…
We have a story to tell...
(Please read this story below the Spanish version)

Podría volverse en contra tuya…

Recién salido de la escuela técnica, fui en busca de un trabajo. Llevaba una carpeta con copias de mi pequeño currículo en la mano. Mi experiencia de trabajo incluía: palear grava, cortar arbustos al lado de las carreteras y la siega de hierba entre las carreteras. No era impresionante para un joven con un grado en tecnología electrónica.

En mi último año, tuvimos una semana de vacaciones en marzo. Me iba diariamente de aventón a la ciudad de Halifax, caminaba a lo largo de la ciudad llevando una lista de posibles empleadores, su localización y las solicitudes que iba a entregar.

Perdí siete kilos esa semana. Los kilómetros de calles caminadas se perdían detrás de mí. Mis currículos eran las migajas de pan que dejaba como en la historia de Hansel y Gretel.

Varias veces pasaba por un negocio dos o tres veces – luchando contra los nervios  de pedir un trabajo. Lo mismo pasó para Atlantic Television (ATV). Me hice de valor y entré por la puerta y pregunté a la recepcionista si podría solicitar un empleo en el departamento de ingeniería.

"Al jefe de ingenieros le gusta hablar personalmente con cada persona que aplica. Si tienes tiempo, voy a llamar a Edgar y ver si está libre."

"Si tengo tiempo." Mis nervios estaban de punta. "Sí, esperaré."

Edgar apareció poco después de que ella le llamó. Dirigió a un estudiante nervioso hacia su desordenada oficina. Podía percibir el aroma de un equipo electrónico nuevo a nuestro alrededor. Edgar me hizo algunas preguntas - simples en comparación con las entrevistas que había tenido ese día - y dijo que podría tener pronto algo temporal. Era para ayudar a re cablear la mayor parte de la sala de control de la estación de televisión. "¡Mantente en contacto!" -dijo, y me dio su número telefónico.

Fue el mayor logro de la semana, así que acepté su oferta de mantenerme en contacto. Lo llamé cada dos semanas para preguntar si el puesto se había abierto. "Todavía no, Michael, pero creo que ya pronto."

Tres semanas más tarde, Edgar llamó. "Mike, ¿puedes empezar a trabajar en mayo?"

"Sí, sí puedo. Mi escuela tiene un programa de liberación anticipada para los alumnos que encuentran trabajo. Estoy listo cuando me necesites."

Me dieron el trabajo y me encantó laborar en el canal de televisión así como los compañeros con quienes trabajaba.

Edgar me dijo que el trabajo era temporal. Y así fue. Tres meses más tarde, el trabajo estaba terminado y yo fuera de la estación. Una semana después, un puesto se abrió en el departamento de ingeniería de su estación de radio hermana - CJCH.

Con la recomendación de mis ex compañeros de trabajo, fui contratado. El ambiente era diferente en la estación de radio, y mi sueldo era la mitad de lo que ganaba en la estación de televisión.

Dos semanas más tarde, recibí una llamada de una empresa de telecomunicaciones. Querían saber si estaba interesado en un puesto como técnico de telecomunicaciones. Tendría que hacer una entrevista y tomar una prueba para que evaluaran mis conocimientos de electrónica.

Estaba muy interesado. Tenía un par de amigos que trabajaban en esa empresa y estaban contentos allí. Yo quería ser parte de esa empresa.

El entrevistador aceptó reunirse conmigo después de que yo saliera del trabajo para tener mi entrevista y hacer la prueba, así no quitaba tiempo a mi trabajo.

En el día programado, salí del trabajo. No tengo coche, no conozco bien el sistema de autobuses, y nunca había tomado un taxi en mi vida. Hice lo que siempre hago, caminé. El viento sopló trás de mí sobre mi pesada chaqueta y la lluvia me empapó la piel.

Me senté en la oficina del Sr. Daupinee escurriendo agua. Me preguntó: "Si consigues el puesto, ¿podrías irte a Moncton, New Brunswick este próximo lunes por tres meses para un entrenamiento?"

"¿El lunes?"

"Sí. Sé que es apresurado, pero abrimos un curso para cuatro nuevas contrataciones. Teníamos a los cuatro, pero uno canceló. Tenemos una necesidad inmediata”.

"¿Hay alguna posibilidad de que pueda comenzar el siguiente lunes? Realmente quiero el puesto, pero mi gerente actual va a estar fuera de la ciudad la próxima semana. No puedo irme sin nadie que se ocupe de la estación. No quiero poner a mi jefe en un predicamento."

"Puede ser posible, Mike. Vamos a ver cómo te va en la prueba.” Me llevó a una habitación solitaria, me pasó el examen y salió.

Una hora más tarde, le entregué mi examen completo al Sr. Dauphinee, le di las gracias por la oportunidad y recogí el abrigo de la sala de pruebas. Cuando miré hacia abajo, vi un charco de agua que se  había formado en el suelo debajo de mi chaqueta. Supe entonces que probablemente no conseguiría el trabajo. No había dejado una buena impresión. Caminé en la lluvia con la esperanza de encontrar un aventón a casa.

Dos días después, el señor Dauphinee llamó. "Michael, tienes el trabajo y  puedes iniciar la capacitación con una semana de retraso. Hablé con el profesor y me dice que va a ir un poco lento la primera semana, así que no será demasiado difícil alcanzarlos”.

"Muchas gracias, señor Dauphinee." No podía esconder la alegría que sentí, se notaba en mi voz.

Más tarde me enteré de que fui el único candidato que pasó la prueba. Mi puntuación fue de sólo el 57%, pero parece que la prueba era tan difícil, que muchos  de los egresados de la escuela no obtuvieron altas calificaciones.

El Sr. Dauphinee me dijo: "Mike, te contraté no sólo porque eras la única persona que pasó el examen, sino también porque estabas tan decidido a obtener el puesto que caminaste dos millas en medio de una fuerte lluvia."

"Gracias, señor".

"Una cosa más se destacó en ti. No quisiste abandonar tu otro trabajo cuando no habría nadie que se ocupara de la estación. Eso me dice que harías lo mismo por mí. "

En dos minutos, aprendí dos lecciones valiosas: para conseguir un trabajo, tienes que demostrar que realmente lo quieres y no dejar tu otro puesto en una mala posición. Podría volverse en contra tuya.

Michael T. Smith

Michael vive en Caldwell, Idaho, con su maravillosa esposa Ginny. Él escribe en su tiempo libre y está completando una colección de sus historias que se llamará, “From My Heart to Yours”. Para leer más de sus historias (en Inglés), vaya a: http://ourecho.com/biography-353-Michael-Timothy-Smith.shtml#stories

Publicada originalmente en OurEcho de Michael Timothy Smith

Adaptación al Español:
Graciela Sepúlveda y Andrés Bermea

Here the English version…

It Could Come Back to Haunt You…

Fresh out of technical school, I went in search of a job. I held a folder with copies of a barren resume in my hand. My work experience included: shoveling gravel, cutting brush at the side of roads and mowing grass in the medium between highways. It wasn't impressive for a young man with a degree in electronic technology.

In my senior year, we had a week long March break. I hitched a ride to the city of Halifax each day, walked the length of the city carrying a list of possible employers, located them and submitted applications.

I lost fifteen pounds that week. The miles of streets I walked trailed behind me. My resumes were the bread crumbs left in the story of Hansel and Gretel.

Several times I walked pass a business two or three times – building up the nerve to ask for a job. It was the same for Atlantic Television (ATV). I gathered my nerve, stepped through the door and asked the receptionist if I could apply for a job in the engineering department.

"The lead engineer likes to speak personally to each person who applies. If you have time, I'll call Edgar and see if he is free."

"I have the time." My nerves were on edge. "Yes, I'll wait."

Edgar appeared soon after she called him. He led a nervous student to his cluttered office. I could smell the fresh electronic equipment all around us. Edgar asked me a few questions – simple compared to today's interviews – and said he might have a temporary opening coming up. It was to help rewire most of the control room of the television station. "Stay in touch!" he said and gave me his number.

It was the biggest lead of my five day search, so I took him up on his offer to stay in touch. I called him every two weeks to ask if the job had opened up. "Not yet, Michael, but I think it will soon."

Three weeks later, Edgar called. "Mike, can you start work in May?"

"Yes, I can. My school has an early release program for students who find jobs.
I'm ready when you need me."

I got the job and loved working at a television station and the people I worked
with.

Edgar told me the job was temporary. He was right. Three months later, the job was complete and I was out the door. A week later, a position opened up in the engineering department of their sister radio station – CJCH.

With the recommendation of my former coworkers, I was hired for that. The atmosphere was different at the radio station, and my pay was half what I made at the television station.

Two weeks later I received a call from a telecommunications company. They wanted to know if I was interested in a position as a telecommunications technician.
I’d have to schedule an interview and take a test to rate my knowledge of electronics.

I was very interested. I had a couple friends working with the company and they were happy there. I wanted to be a part of that company.

The interviewer agreed to meet with me after hours to have my interview and to write the test, so I wouldn’t miss time from my job.

On the scheduled day, I left work. I didn’t have a car, didn’t know the bus system well, and had never taken a taxi in my life. I did what I always did, I walked.
The wind blew my heavy jacket behind me like a cap and the rain soaked me to the skin.

I sat in the office Mr. Daupinee’s office dripping water. He asked, “If you get the position, would you be able to move to Moncton, New Brunswick this coming Monday for three months training?”

“Monday?”

“Yes. I know it is short notice, but we have openings in the class for four new hires. We had four, but one canceled on us. We have an immediate need.”

“Is there a chance I could start the following Monday? I really want the position, but my current manager is going to be out of town next week. I can’t leave with no one to take care of the station. I don’t want to put my manager in a bad position.”

“It might be possible, Mike. Let’s see how you do on the test.” He took me to a lonely room, handed me the test and left.

An hour later, I handed my completed test to Mr. Dauphinee, thanked him for the opportunity and collected my coat from the testing room. When I looked down, I noticed a puddle of water had collected on the floor under my jacket. I knew then and there that I probably wouldn’t get the job. I wasn’t leaving a good impression. I walked out into the rain and hoped to find a ride home.

Two days later Mr. Dauphinee called. “Michael, you got the job and you can start the training a week late. I spoke to the instructor and he says he’ll go a little slow the first week so they won’t be too far ahead when you start.”

“Thank you so much, Mr. Dauphinee.” I couldn’t keep the joy I felt from showing in my voice.

Later I learned I was the only applicant to pass the test. My score was only 57%, but apparently the test was so hard, not many kids coming out of school get a high mark.

Mr. Dauphinee told me, “Mike, I hired you not just because you were the only person to pass the test, but also because you were so determined to get the position that you walked two miles in a heavy rain.”

“Thank you, Sir.”

“One more thing stood out. You didn’t want to leave your other job when there would be no one to take care of the station. That tells me you would not do the same to me.”

In two minutes, I learned two valuable lessons: to get a job, you have to show you want it and never leave another position on a bad note. It could come back to haunt you.

Michael T. Smith

Michael lives in Caldwell, Idaho with his wonderful wife Ginny. He writes in his spare time and is completing a collection of his stories to be called, From My Heart to Yours. To read more of his stories, go to: http://ourecho.com/biography-353-Michael-Timothy-Smith.shtml#stories

Originally published on OurEchofrom Michael Timothy Smith

sábado, 13 de enero de 2018

Imágenes que hablan...


Compilado por Graciela Sepúlveda

Hace unos días tuve la oportunidad de ver el documental “La Sal de la Tierra” sobre el extraordinario fotógrafo brasileño Sebastião Salgado, quien logra plasmar en sus imágenes las vidas de los desposeídos del mundo, Salgado se ha ganado fama por sus fotos crudas de las personas que hacen frente a los efectos de la pobreza, el hambre, la industrialización y la opresión política. Ha publicado varios libros y ha recibido premios por su fotoperiodismo con conciencia social. Increíble su trabajo y su preocupación por el sufrimiento de la humanidad, y esta vocación la descubrió por casualidad, les compartimos como inició todo…

Ubicación de Minas Gerais en Brasil
Sebastião Ribeiro Salgado Jr. nació el 8 de febrero de 1944, en Minas Gerais en Brasil, hijo de un ganadero se crio en una granja con sus siete hermanas.

Sebastião asistió a la escuela por primera vez en el pequeño pueblito donde vivía y luego en la ciudad costera de Vitoria. Tra completar su educación universitaria y ya casado con su esposa Lélia Deluiz Wanick la pareja se mudó a São Paolo para que Sebastião pudiera cursar su maestría en Economía. En 1969 cambiaron nuevamente de residencia a París para realizar su doctorado, donde Lélia estudió arquitectura. Y fue ahí donde por casualidad descubrió la fotografía, y con ella –lo más importante- su vocación y propósito de vida. Su esposa se compró una cámara para tomar fotos de edificios y por primera vez Sebastião miró a través de una lente, y la fotografía de inmediato comenzó a invadir su vida.

En 1971 se mudaron a Londres donde Sebastião trabajó como economista en la International Coffee Organization y comenzó a viajar al continente africano en comisiones para el Banco Mundial. Ahí realizó sus primeros trabajos fotográficos que fueron la razón para cambiar, definitivamente, la práctica económica por la fotografía.

Inicialmente colaboró con varias de las agencias fotográficas más importantes, trabajo que desempeñó desde 1974 hasta el1994, viajando por el mundo para documentar eventos noticiosos. Su trabajo apareció en los periódicos y revistas de numerosos países.

La fotografía de Sebastião se ha centrado a menudo en los efectos de la desigualdad social, la pobreza y la opresión en las personas de diferentes culturas, y en los efectos de la industrialización en el paisaje natural.

En 1977, Sebastião comenzó a fotografiar a los campesinos rurales de América Latina; esta serie fue publicada en 1986 como su primer libro, “Otras Américas”. Alrededor de este tiempo, trabajó con la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras en un proyecto que documenta los efectos de la hambruna en África. Publicó dos libros de estas fotografías, titulado “Sahel: Hombre en apuros” y “Sahel: El final del camino”, y donó las ganancias de las ventas a Médicos Sin Fronteras, que es una organización médica y humanitaria internacional que aporta su ayuda a las víctimas de desastres naturales o humanos y de conflictos armados, sin ninguna discriminación de raza, sexo, religión, filosofía o política. Finalmente en 1994 fundó su propia agencia de imagen “Amazonas” junto a su esposa, quien desde entonces ha sido el cerebro de la misma y Sebastião el artista, se complementan de manera extraordinaria, su agencia es tal vez la más pequeña del mundo, y está dedicada exclusivamente a distribuir sus fotografías.

Uno de los ingredientes que dotan a las fotografías, siempre en blanco y negro, de Sebastião con el esplendor que las caracteriza es la dilación con la que opera. Salgado no es un fotógrafo de “pisa y corre” que hace imágenes desde un helicóptero y pasa a la próxima locación. Labora con sosiego. Sus series suelen tomarle unos siete años de producción en decenas de países. Una de las razones para esta parsimonia está en su involucramiento con la comunidad. “Nuestra historia es la historia de la comunidad, no de la individualidad. Ése es el punto de vista de mi fotografía y el punto de partida de todo mi trabajo,” comenta Sebastião.

Entre 1986 y '92, Sebastião viajó a 23 países para visitar a los trabajadores manuales en grandes instalaciones industriales y agrícolas, incluidos los campos de petróleo y la pesca comercial. Esto concluyó en su libro “Workers” en 1993, que reveló la humanidad de estos individuos y cómo trabajaban en condiciones muy duras. Continuó con “Migraciones”, iniciada en 1993 y publicado como libro en 2000, se centró en grandes grupos de personas que han inmigrado o han sido reubicadas por la fuerza, sobre todo de las zonas rurales a las ciudades.

Para “Génesis”, un proyecto iniciado en 2004 y publicado en 2013, Sebastião volvió su atención al paisaje y la vida silvestre, los viajes a las partes más remotas del mundo para fotografiar lugares donde la naturaleza permanece intacta por el desarrollo humano.

Sebastião Salgado ha recibido numerosos premios por su fotoperiodismo y dos veces ha sido nombrado Fotógrafo del Año por el Centro Internacional de Fotografía.

Sebastião es embajador de buena voluntad de UNICEF y miembro honorario de la Academia de las Artes y las Ciencias.

Él y su esposa, también han colaborado en la restauración de los bosques tropicales de Brasil, pues cuando el padre de Sebastião le dejó en herencia su granja, al llegar a ella y ver en la desolación que se encontraba su esposa le dijo que podían y debían reforestarla, y así lo hicieron, regresó también la fauna que había desaparecido en esos lugares, lo que nos devuelve la esperanza de que depende de nosotros el volver a regenerar nuestra madre tierra, y ahí mismo fundaron un centro de educación ambiental denominado “Instituto Terra” en 1998.

Sebastião comenta: "Deseo que cada persona que entra a una de mis exposiciones sea al salir una personas diferente, creo que toda persona puede ayudar, no necesariamente donando bienes materiales, sino formando parte del debate, y preocupándose por lo que sucede en el mundo".

Varias cosas muy interesantes e inspiradoras encontré en la vida de éxito de Sebastião Salgado, la vocación que te va a hacer sentir feliz y realizado puede llegar en cualquier momento y lugar, hay que estar atentos y sobre todo, responder a su llamado. Muchas veces el trabajo bien hecho y que vale la pena lleva tiempo, cada libro de Sebastião le llevó entre 7 u 8 años. Y el ver la reforestación que logró en Brasil con paciencia y mucha dedicación me hizo ver como todo trabajo florece y vale la pena regresar a la tierra algo de lo mucho que nos ha dado y mucho de lo que le hemos robado.

Te invitamos a ver el trailer (avance) subtitulado en español de la excelente película LA SAL DE LA TIERRA