viernes, 15 de febrero de 2019

Lección 33 / Lesson 33



Español


English


Continuamos hoy con una nueva lección de la serie de Robin Sharma titulada: “Las 53 mejores lecciones que la vida me ha enseñado”.

Lo importante es que cada día aprendamos y practiquemos cada lección, y que ésta a su vez, se sume a las anteriores.

Si no has leído las anteriores, no te apures, haz “Clic” sobre esta liga o busca en la columna derecha la imagen de Robin Sharma, haz “Clic” sobre la imagen y accederás a la página donde día a día se suman cada una de las 53 lecciones.

Hoy te comparto la lección 33.

Andrés Bermea

33. La dopamina es la mejor aliada de las personas de alto desempeño. [Realmente profundicé en la neurobiología del alto rendimiento en este último año y descubrí que este neurotransmisor es la clave de la motivación... y se libera cuando empujamos nuestros límites y hacemos cosas difíciles].


We continue today with a new lesson from the Robin Sharma series titled: "The 53 Greatest Lessons Life Has Taught MeOver".

The important thing is that each day we learn and practice each lesson, and that this in turn, adds to the previous ones.

If you have not read the previous ones, do not worry, click on this link or search on the right column for the image of Robin Sharma, click on the image and you will access the page where day after day each of the 53 lessons is added.

Today I share lesson 33.

Andrés Bermea

33. Dopamine is the elite performers best friend. [I really dug deep into the neurobiology of high-achievement in this past year and discovered that this neurotransmitter is the key to motivation… and it is released when we push our envelopes and do things that are difficult].

Mañana continuaremos con una nueva lección y así sucesivamente…


Tomorrow we will continue with a new lesson and so on...



Robin Sharma nació en 1965 y actualmente reside en Toronto, Canadá. Es autor de varios libros publicados internacionalmente, y también un experto reconocido en liderazgo y desarrollo personal. Su libro más famoso, "ElMonje Que Vendió Su Ferrari", escrito en modo de fábula, ha sido publicado en docenas de países en docenas de idiomas.

Robin Sharma is an author. Sharma has written 11 books; including "The Monk Who Sold His Ferrari" and "The Greatness Guide". His latest book is "The Leader Who Had No Title: A Modern Fable On Real Success in Business and in Life".

jueves, 14 de febrero de 2019

Lección 32 / Lesson 32



Español


English


Continuamos hoy con una nueva lección de la serie de Robin Sharma titulada: “Las 53 mejores lecciones que la vida me ha enseñado”.

Lo importante es que cada día aprendamos y practiquemos cada lección, y que ésta a su vez, se sume a las anteriores.

Si no has leído las anteriores, no te apures, haz “Clic” sobre esta liga o busca en la columna derecha la imagen de Robin Sharma, haz “Clic” sobre la imagen y accederás a la página donde día a día se suman cada una de las 53 lecciones.

Hoy te comparto la lección 32.

Andrés Bermea

32. En relación con la lección anterior, recuerda lo que Dennis Kimbro dijo una vez: "Si eres el más inteligente de tus amigos, necesitas nuevos amigos".


We continue today with a new lesson from the Robin Sharma series titled: "The 53 Greatest Lessons Life Has Taught MeOver".

The important thing is that each day we learn and practice each lesson, and that this in turn, adds to the previous ones.

If you have not read the previous ones, do not worry, click on this link or search on the right column for the image of Robin Sharma, click on the image and you will access the page where day after day each of the 53 lessons is added.

Today I share lesson 32.

Andrés Bermea

32. In relation to the previous lesson, remember what Dennis Kimbro once said: “If you’re the smartest one of your friends, you need new friends.”.


Mañana continuaremos con una nueva lección y así sucesivamente…


Tomorrow we will continue with a new lesson and so on...



Robin Sharma nació en 1965 y actualmente reside en Toronto, Canadá. Es autor de varios libros publicados internacionalmente, y también un experto reconocido en liderazgo y desarrollo personal. Su libro más famoso, "El Monje Que Vendió Su Ferrari", escrito en modo de fábula, ha sido publicado en docenas de países en docenas de idiomas.

Robin Sharma is an author. Sharma has written 11 books; including "The Monk Who Sold His Ferrari" and "The Greatness Guide". His latest book is "The Leader Who Had No Title: A Modern Fable On Real Success in Business and in Life".

miércoles, 13 de febrero de 2019

Lección 31 / Lesson 31



Español


English


Continuamos hoy con una nueva lección de la serie de Robin Sharma titulada: “Las 53 mejores lecciones que la vida me ha enseñado”.

Lo importante es que cada día aprendamos y practiquemos cada lección, y que ésta a su vez, se sume a las anteriores.

Si no has leído las anteriores, no te apures, haz “Clic” sobre esta liga o busca en la columna derecha la imagen de Robin Sharma, haz “Clic” sobre la imagen y accederás a la página donde día a día se suman cada una de las 53 lecciones.

Hoy te comparto la lección 31.

Andrés Bermea

31. Únete a un grupo de expertos. Es impresionante cómo mejora tu desempeño al estar rodeado de personas más inteligentes que tú.


We continue today with a new lesson from the Robin Sharma series titled: "The 53 Greatest Lessons Life Has Taught MeOver".

The important thing is that each day we learn and practice each lesson, and that this in turn, adds to the previous ones.

If you have not read the previous ones, do not worry, click on this link or search on the right column for the image of Robin Sharma, click on the image and you will access the page where day after day each of the 53 lessons is added.

Today I share lesson 31.

Andrés Bermea

31. Join a mastermind group. It’s just remarkable what being in a room full of people who are smarter than yourself does for your performance.


Mañana continuaremos con una nueva lección y así sucesivamente…


Tomorrow we will continue with a new lesson and so on...



Robin Sharma nació en 1965 y actualmente reside en Toronto, Canadá. Es autor de varios libros publicados internacionalmente, y también un experto reconocido en liderazgo y desarrollo personal. Su libro más famoso, "El Monje Que Vendió Su Ferrari", escrito en modo de fábula, ha sido publicado en docenas de países en docenas de idiomas.

Robin Sharma is an author. Sharma has written 11 books; including "The Monk Who Sold His Ferrari" and "The Greatness Guide". His latest book is "The Leader Who Had No Title: A Modern Fable On Real Success in Business and in Life".

martes, 12 de febrero de 2019

Lección 30 / Lesson 30



Español


English


Continuamos hoy con una nueva lección de la serie de Robin Sharma titulada: “Las 53 mejores lecciones que la vida me ha enseñado”.

Lo importante es que cada día aprendamos y practiquemos cada lección, y que ésta a su vez, se sume a las anteriores.

Si no has leído las anteriores, no te apures, haz “Clic” sobre esta liga o busca en la columna derecha la imagen de Robin Sharma, haz “Clic” sobre la imagen y accederás a la página donde día a día se suman cada una de las 53 lecciones.

Hoy te comparto la lección 30.

Andrés Bermea

30. Mira la película documental Buscando a Sugar Man”.

Para verla haz Clic sobre el título o en la siguiente liga. Busca los subtítulos en Español en el cuadro ubicado abajo y a la derecha con 2: C C


We continue today with a new lesson from the Robin Sharma series titled: "The 53 Greatest Lessons Life Has Taught MeOver".

The important thing is that each day we learn and practice each lesson, and that this in turn, adds to the previous ones.

If you have not read the previous ones, do not worry, click on this link or search on the right column for the image of Robin Sharma, click on the image and you will access the page where day after day each of the 53 lessons is added.

Today I share lesson 30.

Andrés Bermea

30. Watch the documentary “Searching for Sugar Man”.

To see it click on the title or the next link:

Mañana continuaremos con la lección 31 y así sucesivamente…


Tomorrow we will continue with lesson 31 and so on...



Robin Sharma nació en 1965 y actualmente reside en Toronto, Canadá. Es autor de varios libros publicados internacionalmente, y también un experto reconocido en liderazgo y desarrollo personal. Su libro más famoso, "El Monje Que Vendió Su Ferrari", escrito en modo de fábula, ha sido publicado en docenas de países en docenas de idiomas.

Robin Sharma is an author. Sharma has written 11 books; including "The Monk Who Sold His Ferrari" and "The Greatness Guide". His latest book is "The Leader Who Had No Title: A Modern Fable On Real Success in Business and in Life".

lunes, 11 de febrero de 2019

Lección 29 / Lesson 29


Español


English


Continuamos hoy con una nueva lección de la serie de Robin Sharma titulada: “Las 53 mejores lecciones que la vida me ha enseñado”.

Lo importante es que cada día aprendamos y practiquemos cada lección, y que ésta a su vez, se sume a las anteriores.

Si no has leído las anteriores, no te apures, haz “Clic” sobre esta liga o busca en la columna derecha la imagen de Robin Sharma, haz “Clic” sobre la imagen y accederás a la página donde día a día se suman cada una de las 53 lecciones.

Hoy te comparto la lección 29.

Andrés Bermea

29. Bebe más agua.


We continue today with a new lesson from the Robin Sharma series titled: "The 53 Greatest Lessons Life Has Taught MeOver".

The important thing is that each day we learn and practice each lesson, and that this in turn, adds to the previous ones.

If you have not read the previous ones, do not worry, click on this link or search on the right column for the image of Robin Sharma, click on the image and you will access the page where day after day each of the 53 lessons is added.

Today I share lesson 29.

Andrés Bermea

29. Drink more water.


Mañana continuaremos con la lección 30 y así sucesivamente…


Tomorrow we will continue with lesson 30 and so on...



Robin Sharma nació en 1965 y actualmente reside en Toronto, Canadá. Es autor de varios libros publicados internacionalmente, y también un experto reconocido en liderazgo y desarrollo personal. Su libro más famoso, "ElMonje Que Vendió Su Ferrari", escrito en modo de fábula, ha sido publicado en docenas de países en docenas de idiomas.

Robin Sharma is an author. Sharma has written 11 books; including "The Monk Who Sold His Ferrari" and "The Greatness Guide". His latest book is "The Leader Who Had No Title: A Modern Fable On Real Success in Business and in Life".

domingo, 10 de febrero de 2019

Más que un cambio en la piel - More Than Skin Deep

Tenemos una historia que contarte…
We have a story to tell...
(Please read this story below the Spanish version)


Más que un cambio en la piel

¿Qué haces cuando creces con toda la confianza del mundo, tiene una próspera carrera, y luego de repente te sacan el tapete?

Bueno, eso es exactamente lo que nos pasó hace unos años ...

Estábamos en la cima del mundo. Habíamos estado trabajando en la industria del cuidado de la piel y el bienestar durante casi 20 años. Nos parecía genial, nos sentíamos muy bien, y teníamos una lista de clientes que incluía a varias celebridades.

Pero entonces sucedió algo que se llevó nuestra confianza y cambió nuestras vidas para siempre ...

Empecé a notar arrugas, pérdida de elasticidad, aumento de peso y todas las maravillas hormonalmente inducidas por la naturaleza. Mi piel y mi cuerpo no tenían la firmeza que solían tener.

Y, mi hermana y socia, Raquel, desarrolló un horrible caso de Rosácea después de su segundo hijo. Su rostro estaba rojo y cubierto de protuberancias.

Por primera vez en nuestras vidas no estábamos seguras de nosotras mismas. Era difícil para nosotras mirarnos en el espejo. Nuestras mentes comenzaron a llenarse de un diálogo interno negativo.

Afortunadamente, algo que nuestro padre nos había dicho en innumerables ocasiones en los últimos años comenzó a resonar en nuestras cabezas:

“Para hacer la diferencia debes hacer las cosas diferentes”.

Recordar sus palabras nos hizo dejar de sentir lástima por nosotras mismas y empezar a buscar una solución.

Sabíamos que era posible amar a nuestra piel una vez más, que sólo necesitábamos un enfoque radical. Tuvimos que desarrollar el tipo de actitud de "no tomar un no por respuesta" e ir por un absoluto "Sí".

Queríamos crear un producto de cuidado de la piel anti-edad que no sólo redujera las arrugas y añadiera elasticidad, sino también aliviara y calmara la piel sensible.

Habíamos estado al lado de nuestro padre (que era un brillante cirujano plástico reconstructivo) en su laboratorio desde la edad de 10 años, así que tuvimos acceso a algunos de los mejores químicos en el mundo. Era parte de nuestro ADN volver al laboratorio para encontrar una solución.

Estábamos preparadas para hacer todo lo necesario para crear el producto que queríamos; no nos importaba lo que costara. No estábamos planeando venderlo; sólo queríamos sanar el enrojecimiento y protuberancias de Raquel, y también mejorar el aspecto y el tacto de mi piel.

Así que nos fuimos al laboratorio, y después de un poco de ensayo y error, ¡lo hicimos! Creamos un producto que transformó la piel de Raquel en cuestión de semanas, y la gente me empezó a detenerme en la calle preguntándome qué había hecho con mi piel. Los resultados fueron tan sorprendentes que empezamos a compartir el producto con nuestros amigos y celebridades, y ellos, también, experimentaron resultados extremos.

Bueno, el resultado se fue extendiendo de boca en boca y en poco tiempo, pusimos en marcha una empresa llamada “Radical Skincare”.

Los productos no sólo han transformado nuestra piel, han transformado nuestras vidas. Y ahora, con el cuidado de la piel como una metáfora de la vida, estamos ayudando a nuestros clientes a hacer lo mismo.

Esto puede sonar como una exageración, pero puedes utilizar tu régimen de cuidado de la piel para mejorar la calidad de tu vida. Y todo lo que tienes que hacer es usar la maravillosa imaginación de la que Bob Proctor habla a menudo.

Por ejemplo, cuando te estés lavando la cara y el resto de tu cuerpo, hazlo pensando que estás haciendo a la vez una limpieza interna y externa. Sugerimos que pienses conscientemente en lavar cualquier diálogo o pensamiento negativo, dudas o temores que no te apoyen en tu camino o que no te ayuden a llegar a donde quieres ir.

O cuando utilices una crema de ojos, recuérdate tu visión del futuro. Piensa en lo que quieres visualizar hoy que va a hacer una gran diferencia en tu vida.

Del mismo modo que nosotras encontramos una fórmula para crear productos para una piel increíble, también hay una fórmula para crear una vida que amas. Es posible que sólo necesites un kilo de pasión, una taza de propósito o una cucharada de enfoque. Somos una prueba positiva de que, no importa cuál sea tu edad, es posible amar tu piel y tu vida de nuevo. Sólo tienes que tener un enfoque radical.

Liz y Rachel Edlich
Co-Fundadoras
Radical Cuidado de la Piel

Liz Edlich y Rachel Edlich fundaron Radical Skincare en 2011 para dar a las mujeres de todas partes el cuidado de la piel que se exigían para ellas mismas: formulas antienvejecimiento potentes y eficaces que produjeran resultados radicales. Juntas, son hermanas en una misión para hacer una diferencia en este mundo.

Además, Liz y Rachel están donando $10 dlls de cada compra a la Unstoppable Foundation para ayudar a educar a las mujeres y niños de todo el mundo.

Publicada originalmente en Internet en Insight Of The Day de Bob Proctor

Adaptación al Español: Graciela Sepúlveda y Andrés Bermea

Here the English version…

More Than Skin Deep

What do you do when you grow up with all the confidence in the world, you have a thriving career, and then all of the sudden the rug is pulled out from underneath you?

Well, that’s exactly what happened to us a few years ago…

We were on top of the world. We had been working in the skincare and wellness industry for nearly 20 years. We looked great, we felt great, and we had a client list that included several celebrities.

But then something happened that ate away at our confidence and would change our lives forever…

I started noticing wrinkles, a loss of elasticity, weight gain and all of the hormonally-induced wonders of nature. My skin and my body weren’t bouncing back the way they used to.

And, my sister and business partner, Rachel, developed a horrible case of Rosacea after her second child. Her face was red and covered with bumps.

For the first time in our lives, we were unsure of ourselves. It was hard for us to look at ourselves in the mirror. Our minds began to fill with negative self-talk.

Thankfully, something our father had said to us countless times over the years started to play in our heads:

To be the difference you must make the difference.

Remembering his words got us to stop feeling sorry for ourselves and start looking for a solution.

We knew it was possible to love our skin again, we just needed to get radical in our approach. We had to develop the “don’t take no for an answer kind of attitude” and go for the radical “Yes.”

We wanted to create an anti-aging skincare product that would not only reduce wrinkles and add elasticity, but also soothe and calm sensitive skin.

We had been by our father’s (who was a brilliant reconstructive plastic surgeon) side in his lab since the age of 10, so we had access to some of the best chemists in the world. It was part of our DNA to go back to the lab to find a solution.

We were prepared to do whatever it took to create the product we wanted; we didn’t care what it cost. We weren’t planning to sell it; we just wanted to heal Rachel’s redness and breakouts, and also improve the look and feel of my skin.

So we went into the lab, and after some trial and error, we did it! We created a product that transformed Rachel’s skin within weeks, and people started stopping me on the street asking what I did for my skin. The results were so amazing we started sharing the product with our friends and celebrities, and they, too, experienced extreme results.

Well, word started to spread and before long, we actually launched a company called Radical Skincare.

The products have not only transformed our skin, they have transformed our lives. And now, using skin care as a metaphor for life, we’re helping our clients do the same.

This might sound like a stretch, but you can use your skincare regimen to improve the quality of your life.
 And all you have to do is use the marvelous
imagination that Bob often talks about.

For instance, when you’re washing your face and the rest of your body, just think of the process as both an internal and external cleansing. We suggest that you consciously think of washing away any negative self-talk, any doubts or fears that are not supporting you in your journey nor getting you where you want to go.

Or when using an eye cream, remind yourself of your vision for the future. Think about what you want to visualize today that is going to make a big difference in your life.

Just as we found a formula for creating amazing skincare products, there is also a formula for creating a life you love. You might just need a pound of passion, a cup of purpose or a spoonful of focus. We are proof positive that, no matter what your age, it is possible to love both your skin and your life again. You just might have to get radical in your approach.

Liz and Rachel Edlich
Co-Founders
Radical Skincare

Liz Edlich and Rachel Edlich founded Radical Skincare in 2011 to give women everywhere the caliber of skincare they demanded for themselves: potent, efficacious anti-aging formulations that deliver radical results. Together, they are sisters on a mission to make a difference in this world.
Plus, Liz and Rachel are donating $10 of every purchase to the Unstoppable Foundation to help educate women and children around the world.



Originally published on Insight Of The Day from Bob Proctor

sábado, 9 de febrero de 2019

Un héroe de la vida real...

"Me niego a permitir que una discapacidad determine la forma en que vivo mi vida. No me refiero a ser imprudente, pero establecer una meta que parece incluso intimidante en realidad es de gran ayuda para la recuperación."

“I refuse to allow a disability to determine how I live my life. I don't mean to be reckless, but setting a goal that seems a bit daunting actually is very helpful toward recovery.”

Christopher Reeve


Hoy sábado les compartimos la biografía de Christopher Reeve el hombre que encarnó en el cine al héroe ideal del sueño norteamericano: "Supermán"; pero quien fue un verdadero héroe en la vida real, esta es algo de su historia...

Compilado por Graciela Sepúlveda

Christopher Reeve, un héroe de la vida real

Christopher Reeve nació el 25 de septiembre de 1952, en Nueva York, Estados Unidos. "Chris era extraordinario" recuerda su mamá en una entrevista que le hicieron después de la muerte de su hijo, “Estaba dotado de una gran cantidad de talentos extraordinarios. Tenía una maravillosa mente, una amplia gama de intereses y un gusto por arriesgarse. Era un atleta y un estudiante con una pasión por actuar, la cual empezó a muy, muy temprana edad.

Los padres de Christopher se divorciaron cuando él tenía 4 años y su hermano 3, se quedaron con su mamá y ella se volvió a casar tiempo después, su padrastro le pudo dar una excelente educación en los mejores colegios, Princeton en sus primeros años y después en la Universidad de Cornell, donde cuando le faltaba un año para terminar fue uno de los dos elegidos para ingresar a la Juilliard School of Performing Arts, el otro elegido fue Robin Williams, cuando su padrastro ya no pudo pagar sus estudios Chris logró un papel en una serie dramática de televisión “Love of Life”, y tuvo tiempo también para hacer una audición en 1976 para una obra teatral en Broadway al lado de Katherine Herpburn, “A Matter of Gravity” debido a la carga de trabajo y estudio dejó Julliard un año antes de graduarse, sin embargo nunca se arrepintió pues dijo que fue un privilegio trabajar 9 meses con una de las maestras del arte.

Fue en 1978 cuando hizo un casting para la película “Superman”, para la cual fue elegido, él decía sobre Superman que lo que lo hace un héroe no es que tenga poder, sino que tiene la sabiduría y la madurez para usar ese poder sabiamente. En 1980 hizo “Superman II” entre estas dos producciones filmó “Somewhere in Time” y continuó haciendo teatro. “Superman III” se filmó en 1983 y para ese tiempo ya todos identificaban a Christopher como Superman, a pesar de que hizo 17 películas, una docena de películas para televisión y actuó en cerca de 150 obras de teatro, no se podía quitar el estereotipo de Superman, sin embargo lejos de rechazar hacer "Superman IV", él escribió el guión e intervino en la producción de la misma, de todos modos este estereotipo no afectó a su valía como actor, de la que dejó constancia en numerosos trabajos actorales y en los que se desempeñó en todo tipo de papeles hasta los que iban en contra de su tipo, como roles de homosexual, sociópata o villano.

Su impresionante buena apariencia y su imponente físico rememoraban a los líderes clásicos de Hollywood como John Wayne, quien después de conocer a Reeve en la ceremonia del Oscar en 1979, volteó y le dijo a Cary Grant: “Este es nuestro nuevo hombre. El ocupará nuestro puesto.

En su vida tuvo muchísimos intereses, como el piano, el canto, el hockey sobre hielo (a lo que pensó dedicarse alguna vez en su vida, pero no lo hizo porque quería conservar sus dientes), volaba planeadores, fue un marinero experto, buzo y esquiador. Muy joven, en sus veintes, obtuvo la licencia de piloto aviador y atravesó dos veces solo el Atlántico en un pequeño avión. En los noventas los caballos se volvieron su pasión sobre todo en competencias a campo traviesa y salto de obstáculos.

El 22 de mayo de 1995, durante una competencia a campo traviesa en Culpeper, Virginia, el caballo de Chris se detuvo ante un obstáculo, lanzando a su jinete hacia adelante. Las manos de Chris se enredaron en la brida del caballo cayendo su cabeza primero, fracturándose las primeras vértebras de la columna. Chris quedó inmediatamente paralizado del cuello para abajo e incapaz de respirar. Una atención médica inmediata le salvó la vida y literalmente volvieron a unir su cabeza a su cuerpo. Al volver a la conciencia y darse cuenta de la gravedad de su situación, le dijo a su esposa Tal vez deberíamos dejar que me vaya, entonces Dana pronunció las palabras que le dieron el deseo de vivir y las que él mismo dijera que le salvaron la vida: Pero sigues siendo tú y te amo.

Debido a los grandes gastos que conllevaba su enfermedad, Chris estaba determinado a ser autosuficiente y a un año de su accidente ya estaba dando conferencias por todo el país acompañado de enfermeras y ayudantes, asistió a universidades, seminarios y actos de beneficencia, también empezó a hacer pequeños papeles y a dirigir algunas películas para televisión, su esposa Dana comentaba que cuando su esposo estaba trabajando en lo que le gustaba, dirigiendo o actuando, había una gran diferencia en su apariencia, su salud, su bienestar, esto completamente lo revitalizaba y lo alimentaba.

Christopher perteneció a muchos grupos preocupados por las causas sociales y ambientales toda su vida, y después del accidente se dedicó a fomentar las investigaciones para curar las lesiones de la médula espinal, creó el Christopher and Dana Reeve Paralysis Resource Center a través de un acuerdo de cooperación no competitivo otorgado a la Fundación de Parálisis Christopher Reeve (www.christopherreeve.org), su objetivo es proporcionar servicios de información y apoyo a las personas en todo el país que acaban de sufrir parálisis, que han vivido con parálisis o que son familiares de alguien con parálisis.

Escribió dos libros relacionados con su vida y las experiencias vividas: “Still me” y “Nothing is Impossible: Reflections on a New Life”.

A medida que pasaba el tiempo, su organismo se iba deteriorando, sus músculos sin tono comenzaron a atrofiarse definitivamente y se hizo susceptible a sufrir infecciones, una de las cuales, al ser tratada con un medicamento al cual era alérgico, le causó la muerte el 10 de octubre de 2004, tenía 52 años, tristemente Dana Reeve sobrevivió solo unos meses después, ya que se le diagnosticó cáncer de pulmón sin haber sido ella fumadora y luchó con su mal hasta el 7 de marzo de 2006, fecha en que falleció a los 44 años de edad, les sobreviven 3 hijos, (2 de su anterior matrimonio y uno con Dana).

Sin duda Christopher Reeve fue una persona de éxito toda su vida, al principio por su gran talento y su preocupación por la sociedad y el ambiente a los que siempre apoyó de muy diversas formas, y después de su accidente por su contribución y apoyo a las personas que han sufrido algún accidente grave y han quedado paralizados de alguna manera, mostrándoles que hay vida después de cualquier lesión y que pueden ser felices y productivos, y que cuando uno elige la esperanza, todo es posible.